Agencia
París.- Una marcha convocada en París con motivo del Día del Trabajador ha desembocado en enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes. En las imágenes obtenidas en la estación ferroviaria de París-Austerlitz se aprecia la presencia de policías antidisturbios, escaparates rotos y manifestantes que queman basura.

De acuerdo con el portal de noticias RT, la Prefectura de la Policía informó de la presencia de mil 200 personas encapuchadas cerca de la estación.

Los periodistas presentes en el lugar de los hechos informan del lanzamiento de cócteles Molotov y del saqueo de un restaurante de McDonald's. Varios bares, un quiosco de prensa y una agencia de Renault también fueron objeto de ataques.

También te puede interesar: Cuidado Trump: París y Berlín llaman al despertar de Europa

Además, se informa que individuos encapuchados arrojaron bombas de humo y prendieron fuego a vehículos en la capital francesa, mientras la Policía utilizó cañones de agua para dispersar la manifestación.

En las imágenes que llegan desde París se aprecia cómo la Policía intenta dispersar a los manifestantes violentos con granadas de gas lacrimógeno, mientras redirige a multitudes de manifestantes pacíficos hacia las calles laterales. Al fondo se escuchan fuertes explosiones mientras el humo y el gas lacrimógeno se desbordan por las calles.

Una corresponsal de RIA Novosti se vio afectada por los gases lacrimógenos que usó la Policía cerca de la estación de Austerlitz. La periodista ha explicado que, en un primer momento, los agentes no reaccionaron ante lo que estaba sucediendo y que, finalmente, tuvieron que utilizar gases lacrimógenos y cañones de agua contra los provocadores. En consecuencia, docenas de personas, incluida ella misma, resultaron afectadas.