Agencia
COLOMBIA.- El Ejército de Liberación Nacional (ELN) activó esta madrugada cargas explosivas que dañaron un puente y una carretera en el departamento del Cesar (norte), que no dejaron víctimas, informó hoy el Ejército colombiano, indica el portal Excélsior en su portal web.

Los dos atentados, uno en el caserío de La Mata, y el otro en la localidad de Curumaní, en la carretera que comunica al interior del país con la costa Atlántica, coinciden con el inicio del ‘paro armado’ anunciado el miércoles pasado por el ELN para presionar al Gobierno a reiniciar los diálogos de paz en Quito.

En esta ocasión, el 'paro armado' irá desde las 6.00 hora local (11.00 GMT) de este sábado hasta la misma hora del martes 13, según panfletos distribuidos por esa guerrilla.

El Comando de la Décima Brigada Blindada, adscrita a la Primera División del Ejército, dijo en un comunicado que las "acciones terroristas contra la población civil, fueron perpetradas por el frente Camilo Torres Restrepo, de la compañía Capitán Francisco Bossio del ELN".

También te puede interesar: Aseguran a tripulantes de aeronave sin registro en Guatemala

Detalló que el primer ataque fue perpetrado esta madrugada en el caserío La Mata, en el municipio de Pelaya, en donde resultó afectado el Puente Amarillo.

El "ELN mediante el empleo de explosivos causó la afectación de la infraestructura, quedando parcialmente inhabilitado para el paso vehicular", añade el comunicado.

Un grupo de expertos del Instituto Nacional de Vías (Invías) fue enviado al lugar para evaluar los daños del puente y estudiar las vías alternas para darle paso a los vehículos que quedaron detenidos.

La información agrega que el segundo hecho ocurrió esta mañana en el sector de Boquerón, municipio de Curumaní, en donde "terroristas del ELN detuvieron una tractomula (camión) e hicieron denotar una carga explosiva afectando el pavimento".

Para el Ejército estos hechos "son una clara muestra de la violación" del Derecho Internacional y del Derecho Internacional Humanitario.