Agencias
GUADALAJARA, México.- El Veracruz supo aprovechar bien los errores de 'Las Chivas' y logró el triunfo que necesitaba para seguir aspirando salvarse dentro de la Liga MX. Definitivamente no fue uno de los días del Guadalajara pues error tras error lo llevaron a la derrota. 

También te puede interesar: Cruz Azul se queda corto en su victoria sobre Lobos

De acuerdo con el portal Jam Media, el argentino Daniel Villalva fue el autor del tanto de la diferencia al minuto uno. Con este resultado los “escualos” llegaron a 18 unidades, y abandonaron el sótano de la tabla de porcentajes, mientras que el “Rebaño” se quedó con 15 puntos. 

Más allá que fueron capaces de generar muchas ocasiones de anotar, los tapatíos nunca pudieron levantarse del gol de “vestidor” que recibieron apenas al segundo 26. 

Todo se originó en un grave error de Benjamín Galindo, quien en su propia área perdió un balón con el argentino Daniel Villalva, quien definió cruzado para batir a Miguel Jiménez y adelantar a su equipo, una ventaja que ya nunca perderían. 

Tras el gol el cuadro local se apoderó por completo del partido y metió en propio terreno a su rival, pero fue incapaz de reflejar en el marcador su amplio dominio, derivado en gran parte por la actuación de Melitón Hernández. 

La primera de ellas apenas instantes después del gol en un remate a “boca jarro” de Michelle Benítez que el guardameta tapó con el cuerpo. Instantes después Gael Sandoval puso un disparo en el travesaño. 

El “Rebaño Sagrado” era dueño del juego y cerca estuvo de la paridad en los pies de Isaac Brizuela que se plantó frente a Melitón que con la mano izquierda desvió su remate que llevaba dirección de gol al minuto 24. 

Y al 37 el portero fue nuevamente factor al recostar a su izquierda para detener un disparo raso de Gael, para irse así al descanso. 

Para el complemento el juvenil Edson Torres tuvo el gol de Chivas, sin embargo, dentro del área con todo para definir voló su disparo cuando tenía todo para definir de manera correcta. 

La jugada polémica del juego se dio instantes después en un jalón del colombiano Jefferson Murillo sobre Alan Pulido que el silbante no observó o no quiso marcar. 

El técnico Matías Almeyda sabía que no había mañana por lo que mandó a la cancha a Rodolfo Pizarro y a Jesús Godínez para buscar mayor peso al frente.