Agencia
BERLÍN.- El antojo de una pasajera suiza, por una bebida alcohólica provocó que un avión de pasajeros con destino a Zúrich aterrizara de emergencia.

El piloto de un avión de pasajeros con destino a Zúrich hizo una parada no programada en el aeropuerto alemán de Stuttgart porque una pasajera suiza se puso agresiva después de que negaron champaña, informó la policía alemana.

También te puede interesar: ¡Fuego! El condado de Santa Bárbara es amenazado por el incendio

De acuerdo con Milenio y Radio Fórmnula, la policía de Reutlingen precisó que los tripulantes no pudieron calmar a la mujer de 44 años de edad, quien viajaba en clase ejecutiva, luego de que reaccionó furiosa porque se negaron a servirle más del vino espumoso en el vuelo del sábado por la noche procedente de Moscú.

La mujer se puso agresiva después de que le negaron champaña, informó la policía alemana.

(Foto: Radio Fórmula)

La policía de Reutlingen precisó que los tripulantes no pudieron calmar a la mujer de 44 años de edad, quien viajaba en clase ejecutiva, luego de que reaccionó furiosa porque se negaron a servirle más del vino espumoso en el vuelo del sábado por la noche procedente de Moscú.

En una declaración el domingo, la policía añadió que la mujer, cuyo nombre no fue revelado, fue escoltada por miembros de seguridad para que abandonara el Airbus A320. Se le ordenó pagar una fianza de 5 mil euros.

Afirmaron que los 43 pasajeros a bordo nunca estuvieron en peligro, pero que el costo total de la escala no planeada ascendía probablemente a varias decenas de miles de euros.

Las mismas autoridades, informaron que tras este hecho, el vuelo siguió su curso, sin embargo este incidente tuvo un costo excedente a la aerolínea, así un retraso en la llegada a su destino.