Agencia
CHIHUAHUA.-Mediante un operativo coordinado entre el FBI, la DEA, la Fiscalía del estado de Chihuahua y la Policía estatal se logró la captura de 26 ciudadanos estadounidenses que entraron de forma ilegal a México al ser acusados de pedofilia; uno de ellos buscado por pedofilia y delitos contra la biodiversidad. 

De acuerdo a SDP Noticias, se trata de William Orson Black de 57 años, quien fue identificado por Carlos Huerta, vocero de la Fiscalía General del Estado (FGE), como jefe del grupo de personas arrestadas al descubrir entre sus propiedades una gran cantidad de especies de la región disecadas.

 Te puede interesar: El FBI cierra principal sitio de pornografía infantil 

De acuerdo con Huerta, el grupo residía de forma ilegal en México y durante las próximas horas será entregada al Instituto Nacional de Migración (INM) tras catear tres viviendas y dos ranchos que son propiedad de ciudadanos estadounidenses.

Las detenciones se efectuaron en el rancho El Negro donde el 10 de septiembre fueron ejecutados tres estadounidenses a balazos, entre los que se encontraba un menor de 15 años emparentado con el detenido.

Black fue miembro de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a quien se le acusa de conducta sexual inapropiada con una menor y haber sostenido relaciones sexuales con adolescentes a quienes convirtió posteriormente en sus esposas.

Al detenido se le vincula con la fundación de un grupo religioso luego de que afirmara que mantenía comunicación directa con dios.