Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- El ex aspirante para candidato a la Presidencia de la República, Pedro Ferriz de Con, también periodista, fue asaltado al circular por la calzada Ignacio Zaragoza con dirección a Puebla.

A través de sus redes sociales, explicó el suceso en el que también fueron víctimas su esposa y sus nietos, pues relató que salían a un paseo.

También te puede interesar: ¿Cuáles son los autos más robados en México?

Lo amenazaron con una pistola tipo escuadra en la cabeza y fue como se detuvo, le despojaron de un reloj, regalo de su esposa, enfatizando que es el sexto reloj del que es despojado por la delincuencia.

En la capital del país, se registra un robo con violencia cada 19 minutos. (Observatorio Nacional Ciudadano)

“Pude haberlos atropellado, pero no quise hacer una escena enfrente de los míos, que bien pude haber hecho”, sin embargo, esto hubiera sido una marca violenta en con sus nietos.

“Pude haberlos atropellado, pero no quise hacer una escena enfrente de los míos, que bien pude haber hecho”

Luego de que el comunicador Pedro Ferriz de Con, difundió un video denunciando que fue víctima de un robo a mano armada, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), inició de oficio una carpeta de investigación.

La averiguación previa de oficio se inició en la Fiscalía Desconcentrada de Investigación de Iztacalco.

La Procuraduría realiza investigaciones correspondientes, ubica cámaras de vídeo y posibles testigos que coadyuvar en la localización y detención de los responsables y espera que el afectado se presente ante el Ministerio Público a aportar mayores datos.

Con base en un informe del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), en 2017 el 48.8 % de los robos con violencia ejecutados en la Ciudad de México tuvieron lugar en lunes, martes o miércoles, mientras que casi una cuarta parte ocurrieron entre las 19:00 y las 22:00. 

El documento indica que en la capital se registra un robo con violencia cada 19 minutos, un robo a un transeúnte cada 25 y un asalto a un negocio cada media hora, cifras que convierten a este destino en uno de los lugares más peligrosos de México.