Agencia
ESTADOS UNIDOS.- El Gobierno de EE.UU. no considera llevar a cabo ninguna "política preventiva" contra Corea del Norte, pero tampoco permitirá que Pionyang desarrolle su programa nuclear y de misiles, afirmó en la Conferencia de Seguridad de Múnich un miembro del Comité Senatorial de Asuntos Exteriores, James Risch.

También te puede interesar:  Montaña de basura sepulta a varias personas: van 17 muertos

"La situación que enfrentamos hoy en día en la península de Corea es realmente muy peligrosa. Diría que no hay un lugar más peligroso en el mundo que la península coreana y todo está en las manos y la mente de una persona: Kim Jong-un. Sus acciones y decisiones van a determinar cómo va a desarrollarse la situación. No va a solucionarse de manera positiva si [Kim] sigue el curso actual", dijo el político, citado por RIA Novosti.

Risch recordó que el presidente de EE.UU., Donald Trump, se adhiere a la idea de no permitir que el líder norcoreano desarrolle su programa balístico y nuclear.

"Lo dijo muy claramente, y todos aquellos que dudan de que el presidente esté comprometido con esta idea viven en una realidad paralela", señaló el senador, quien aseguró que, a pesar de su postura, las autoridades estadounidenses nunca consideraron ninguna estrategia "preventiva".

''Peores desastres en la historia''

"Si algo así sucede, es probable que sea uno de los peores desastres en la historia de la humanidad", concluyó Risch.

Entre tanto, las dos Coreas están en el camino de dejar de lado las hostilidades y buscan mantener reuniones bilaterales. El líder norcoreano invitó el 10 de febrero al presidente surcoreano, Moon Jae-in, a visitar Pyongyang para participar en lo que sería la tercera cumbre entre ambos países vecinos.

La invitación fue transmitida personalmente por la hermana menor de Kim, Yo-jong, quien, junto a una delegación, hizo un histórico viaje a Corea del Sur para asistir a los Juegos Olímpicos de Invierno.

Las autoridades norcoreanas han advertido en reiteradas ocasiones que Washington busca sabotear los esfuerzos coreanos para mejorar sus lazos.

Con información del portal RT