Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Un mexicano con el color de piel más oscura tiene 51.5 por ciento menos de probabilidad de tener riqueza y una buena escolaridad. De hecho, la raza es el determinante más importante del logro económico y educativo de un ciudadano, de acuerdo con un estudio publicado por el Proyecto de Opinión Pública de América Latina de la Universidad de Vanderbilt (LAPOP, por sus siglas en inglés).

El informe “¿México es un país posracial?” se basó en los datos del Barómetro de las Américas de la universidad, una encuesta de 34 naciones de América del Norte, Central y del Sur, así como del Caribe, informa el portal Vanguardia.

El estudio, realizado por Daniel Zizumbo-Colunga e Iván Flores Martínez del Centro De Investigación y Docencia Económicas (CIDE), arrojó que México se encuentra entre los tres países de la región -solamente por detrás de Trinidad y Tobago, y Ecuador-, en donde el color de piel influye sobre el bienestar material.

También te puede interesar: Buscan frenar la venta de videojuegos inapropiados para menores

De hecho, mientras que el mexicano promedio con el tono de piel más claro se encuentra entre el tercer y cuarto quintil, los mexicanos con el tono de piel más oscuro se encuentran, en promedio, debajo del segundo quintil. En términos substantivos, la diferencia entre el tono de piel más oscuro y el más claro en México está asociado con una caída del 51.5 por ciento en la escala de bienestar material de LAPOP, aun controlando por otras variables.

Un quintil es una unidad para medir ingresos que se calcula ordenando la población desde el individuo más pobre al más adinerado para luego dividirla en cinco partes. Con esto se obtienen 5 quintiles ordenados por sus ingresos, donde el primer quintil representa la porción de la población más pobre y el quinto a la más rica.

El ingreso promedio de los hogares mexicanos en el estudio LAPOP fue de aproximadamente 193 dólares por mes (3 mil 667 pesos a tipo de cambio de 19 pesos por dólar).

Los ciudadanos con la piel más clara reportaron haber traído más que eso, en promedio, 220 dólares por mes. Los ciudadanos de piel más oscura, por otro lado, ganaron sólo 137 dólares al mes, es decir, 41.5 por ciento menos que sus compatriotas blancos.

Disparidades similares surgieron cuando los autores del estudio examinaron otras medidas de bienestar económico, como posesiones materiales, como refrigeradores y teléfonos, y servicios básicos.

Por ejemplo, sólo el 2.5 por ciento de los mexicanos blancos encuestados por Vanderbilt no tienen agua potable, mientras que más del 11 por ciento de los ciudadanos de piel oscura dijeron que carecen de esta necesidad básica. Del mismo modo, sólo el 7.5 por ciento de los mexicanos reportaron que carecían de un baño en el hogar, frente al 20 por ciento de los mexicanos de piel oscura.