Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Varada cerca de la Isla Grand Manan, en Canadá, una langosta fue hallada por un equipo de pesca. Karissa Lindstrand, una de sus integrantes y fiel cliente de Pepsi, se percató rápidamente de que el animal tenía el logo azul y rojo de la compañía impreso en su cuerpo. 

"Yo me quedé como: 'Oh, eso es una Pepsi'", dijo Lindstrand a The Guardian. "Parecía que era una impresión colocada en la garra de la langosta", informó Milenio.

También te puede interesar: ¡Duro de matar, versión Pakistán! Vaca arremete contra su verdugo

El hallazgo se da en medio de una creciente preocupación debido a la alta contaminación de los mares por desechos humanos, sobre todo, plásticos. 

Un estudio publicado en 2015 por la revista estadunidense Science calculó que 8 millones de toneladas de plástico se arrojan al océano cada año. 

A más de una semana de encontrar a la langosta, aún se desconoce cómo fue que la langosta quedó tatuada con el logo de Pepsi: algunos creen que el animal podría haber crecido alrededor de una lata que terminó en el fondo del océano.