Redacción
CIUDAD DE MÉXICO.- Ante los recientes casos de sarampión detectados por la Secretaría de Salud, la comisión del ramo en la Cámara de Diputados, analiza un punto de acuerdo para exhortar a dicha dependencia a implementar y reforzar las medidas de seguridad sanitarias, tendentes a evitar un posible brote de la enfermedad en el país.

En el documento, la proponente, diputada María Victoria Mercado Sánchez (MC), señala que para garantizar la inmunidad y prevenir posibles brotes, se recomiendan dos dosis de la vacuna, debido a que aproximadamente 15% de los niños no adquieren inmunidad con la primera dosis, informa un comunicado de prensa.

Ante eso, afirma, es vital establecer medidas sanitarias tendentes a la observación del virus, así como reforzar las campañas de vacunación y exhortar a la población a llevar a los bebés y niños, con el propósito de evitar contagios y complicaciones a futuro.

También te puede interesar: Cae el presunto distribuidor de droga de Ciudad Universitaria

Precisa que la Secretaría de Salud identificó recientemente tres casos de sarampión en la Ciudad de México y uno más en Baja California. Sin embargo, entre 1997 y 2017, se registraron un total de 176 casos, todos clasificados como importados o asociados al exterior.

En el mundo esta enfermedad sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños pequeños, a pesar de que existe una vacuna segura y eficaz. Se calcula que en 2016 murieron 89 mil 780 personas por esta causa, la mayoría de ellas menores de 5 años.

Foto: Omnia

Menciona que intensificar las actividades de vacunación ha influido de forma decisiva en la reducción de las muertes por sarampión; explica que ello se reflejó entre 2000 y 2016, cuando se evitaron 20.4 millones de decesos. A nivel mundial, las defunciones por sarampión han descendido 84%, pasando de 550 mil 100 en 2000, a 89 mil 780, en 2016.

Los síntomas 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) las posibles manifestaciones clínicas son: fiebre alta, que comienza 10 a 12 días después de la exposición al virus y dura entre 4 y 7 días. En la fase inicial, el paciente puede presentar rinorrea, tos, ojos llorosos y rojos, y pequeñas manchas blancas en la cara interna de las mejillas.

Al cabo de varios días aparece un exantema, generalmente en el rostro y la parte superior del cuello, que se extiende por 3 días, acabando por afectar manos y pies, con duración de 5 a 6 días, el cual se desvanece al paso del tiempo. El intervalo entre la exposición al virus y la aparición de la erupción en la piel oscila entre 7 y 18 días.