Agencia
Ciudad de México.- Durante la temporada primavera-verano son comunes las infecciones por hongos en los pies o pie de atleta, pero estas pueden prevenirse tomando las medidas adecuadas.

De acuerdo a la dermatóloga del Hospital General Regional 180 de Jalisco, existe una serie de medidas que mantendrán lejos este tipo de infecciones y manchas en la piel.

También te puede interesar: ¿Quieres tener unos pies limpios y sin hongos? Checa esto

Como medida principal dijo que los pies deben exponerse al sol al menos una vez a la semana para erradicar las esporas del calzado. Además indicó que no es conveniente utilizar zapatos tipo tenis con calcetines, pues estos generan calor y humedad en vez de ello recomendó llevar los pies descubiertos y con calzado de piel.

Al visitar los balnearios públicos, se debe evitar andar descalzo y preferir el uso de sandalias.

Los primeros síntomas del pie de atleta son:

Comezón

Mal olor

Despellejamiento o descamación de la piel

Ante esto, es recomendable acudir al médico quien indicará el tratamiento adecuado para acabar con los hongos.

Otros padecimientos

Otras de las infecciones comunes en verano son las tiñas superficiales, candidiasis, tiña negra y pitiriasis versicolor, que no sólo afectan la piel, sino al tejido micótico y al pelo. Estas pueden identificarse por ser de forma circular en la piel

Como recomendación final, la dermatóloga indicó que cuando una persona está enferma con alguna de estas infecciones, es mejor no compartir artículos en el hogar para evitar la propagación de los hongos de persona a persona.

¿Por qué te duelen los pies?

El dolor de pies es muy común cuando pasas mucho tiempo de pie, tienes sobrepeso, durante el embarazo, o simplemente, si te lesionaste por el movimiento excesivo al hacer ejercicio, informó el portal de noticias Milenio.

La fascia plantar es un tejido elástico que se extiende del talón a los dedos y tiene una función esencial al caminar, pues mantiene el arco del pie, absorbe el impacto de cada pisada y previene que los dedos no se flexionen de más. Su inflamación se conoce como fascitis plantar y provoca un dolor intenso a lo largo del pie y en el talón.