Agencia
Ciudad de México.- ¿Hace cuántos días te checaste las uñas? Si no lo recuerdas, es porque generalmente las pasamos por alto. Si no tienes la costumbre de hacerte manicure y pedicure, es muy posible que no te des cuenta si están cambiando su color o su apariencia hasta tiempo después de que haya comenzado, informó Milenio.

La onicomicosis es la infección en las uñas por hongos, y aunque de inicio no es grave, puede serlo si eres negligente y la dejas avanzar. Impide que tus uñas se enfermen y dales una ayuda con buenos hábitos de higiene.

También te puede interesar: Verrugas, hongos y otros 'verdugos' de los pies

*Mantén tus uñas limpias y secas.
*Usa zapato adecuado, de preferencia de piel para que deje respirar tu pie.
*Si usas calcetines, que sean 100 por ciento algodón.
*No compartas toallas con otras personas; si es posible, usa una para cuerpo y otra para pies.
*Evita caminar descalzo por piscinas y baños públicos, como en el gimnasio y clubs.
*No compartas cortauñas ni aditamentos para los pies; o bien, desinfectalos antes de usarlos.
*Protege las uñas de tus manos con guantes cuando trabajes con agua.
*No mezcles artículos de higiene y belleza para manos con los de los pies para prevenir contagios.
*Las personas con diabetes son especialmente sensibles en los pies y corren más riesgos de contagiarse de hongos, así que redobla precauciones. Si tienes una o más uñas ya infectadas, debes armarte de valor y ser perseverante, pues los tratamientos son largos.

Acude con tu médico y pregúntale si te conviene más un tratamiento comercial o uno natural, pues la recuperación será lenta, pero sin duda, es mejor que dejar la infección avanzar y tener que pasar por la extracción de la uña.