Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- El destino que tendrán los hijos de padres inmigrantes en Estados Unidos será ir a las bases militares. La administración de Donald Trump ha decidido enviarlos cerca de la frontera con México, así lo confirmaron los avisos enviados por el Departamento de Defensa a personal del Pentágono.

De acuerdo con el portal Notimex, los funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) visitarán cuatro instalaciones militares -tres en Texas y una en Arkansas- para evaluar si pueden albergar a menores de 18 años que llegan a la frontera sin la compañía de adultos o que fueron separados de sus padres, informó el portal noticioso The Hill.

También te puede interesar: Estados Unidos planea alojar a menores indocumentados

La administración Trump anunció a principios de este mes sus planes para procesar a todos aquellos que crucen ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos, incluyendo a padres de familia, quienes serían separados de sus hijos.

La medida tiene el propósito de disuadir a los inmigrantes, en su mayoría centroamericanos, de ingresar a Estados Unidos.

Menores indocumentados no acompañados son atendidos por el HHS, entidad que ya tiene unos 700 niños inmigrantes, quienes pasan un promedio de 45 días bajo custodia.

En marzo pasado, la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) presentó una demanda contra la práctica de la administración Trump de separar a las familias que solicitan asilo.

La demanda fue presentada en nombre de una madre de la República Democrática del Congo y su hija de siete años, quienes fueron separadas al llegar a Estados Unidos.

"Ya sea que la administración Trump quiera o no llamar a esto una 'política', ciertamente se está dedicando a una práctica generalizada de arrancar a los niños de sus padres", alertó en un comunicado Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de ACLU.

"Estados Unidos está alejando a los niños de sus padres para castigar a los refugiados", sostuvo el activista.

Grupos defensores de la inmigración equipararon la idea de mantener a los niños inmigrantes en las bases militares con las prácticas de los regímenes autoritarios.

"¿En qué nos estamos convirtiendo? Los regímenes totalitarios alejan a los niños de sus padres para castigar a los disidentes", escribió en su cuenta de Twitter, Frank Sharry, director ejecutivo del grupo defensor de los inmigrantes America's Voice.