Agencia
MIAMI.- Un policía castigó en público a su hija por haber recibido una llamada de atención al faltar el respeto a una maestra, pero Raymond Rosario, de la corporación en Miami, no midió las consecuencias de su ira, que además quedó grabada, y la brutal reprimenda, que incluyó golpes en la cara y con el cinturón, fue suficiente para que las autoridades le aplicaran una orden de alejamiento. 

El violento acto fue captado por cámaras de seguridad cuando castigaba a su hija adolescente.

También te puede interesar: Foto: curriculum se vuelve viral por estar hecho a mano

El pasado 19 de marzo, el agente de 44 años tuvo que asistir a la oficina de la directora escolar de su hija de 14 años para recibir el reporte de la mala conducta de su hija.

En las imágenes se observa cómo el policía castigó a su hija: se le ve jalando del pelo a la menor, pegándole en la cara y azotándola con el cinturón en la oficina de la Academia Preparatoria Pinecrest Cove, mientras al menos dos personas estaban presentes en ese momento, sin embargo, ninguna de ellas intervino para evitar la agresión.

Los testigos comunicaron el incidente a la administración de la escuela que, a su vez, se puso en contacto con las fuerzas del orden. El hombre fue acusado de abuso infantil y se entregó a las autoridades.

De acuerdo con un medio local, Rosario fue suspendido de su cargo con pago. Se espera que firme un acuerdo de declaración de culpabilidad, y si no recibe una condena penal, posiblemente podría regresar a la Policía.

La jueza Lisa Walsh, de acuerdo con Telemundo 51, ordenó al agente que se mantenga alejado de su hija y su ex esposa al menos hasta la próxima audiencia, programada para el 13 de agosto.

Un policía castigó a su hija queriendo corregirla y lo perdió todo, o casi todo, hasta el momento. 

Con información del portal Excélsior.