Agencia
GUAYMAS, Sonora.- Una periodista fue esposada y trasladada al centro de detención de Guaymas, Sonora, cuando realizaba una cobertura sobre un ataque armado que se registró en una gasolinera del Sector Norte de dicho municipio.

De acuerdo a la versión de los oficiales de policía y datos del portal El Informador, Karla Montaño Berrelleza, reportera de una emisora de radio, fue conminada hasta en cuatro ocasiones para que permaneciera fuera del área de resguardo del crimen.

También te puede interesar: Matan a periodista, Alicia Díaz González de Nuevo León

Minutos antes se había registrado un atentado donde un hombre perdió la vida y otro quedó herido. El comandante de policía Marlon Juanki, le dijo que sería llevada a los separos por entorpecer la investigación e invadir la escena del crimen. Fue trasladada al Centro de Reclusión de este puerto.

Estuvo retenida por alrededor de una hora, mientras sus compañeros del gremio juntaron cinco mil 600 pesos para pagar la multa administrativa y lograr su libertad.

Al lugar acudió el regidor Raúl Sánchez, director de la comisión de Seguridad Pública, quien procedió a pagar la multa correspondiente para liberar a la periodista, quien calificó el acontecimiento como un acto excedido por parte de las autoridades municipales.

Las autoridades aseguran que la falta que cometió la periodista fue obstruir la función de la Policía Municipal, por lo que se hizo acreedora a una multa de setenta salarios mínimos.

Situación de inseguridad

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, condenó los actos de violencia contra periodistas, los cuales calificó como atentados a la democracia y la libertad.  

Durante la ceremonia de graduación de la generación 2015–2018 de la maestría en Periodismo Científico, expuso que "vivimos en una época en que la impunidad, la corrupción, inseguridad y desigualdad social han provocado una sociedad enojada, inconforme e incrédula".