Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El ex presidente de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional, Alejandro Encinas, informó que elementos de la Gendarmería y la Policía Federal fueron desalojados de hoteles, en algunas ciudades de las entidades con mayor violencia, por falta de pago.

Encinas Rodríguez dijo que para evitar represalias, se mantiene en secrecía el origen de las denuncias, pero está comprobado que hay adeudos en cuando menos 600 hoteles en Guerrero, Oaxaca, Chihuahua, Michoacán y el Estado de México.

En algunas fotografías mostradas se observa al personal en tiendas de campaña, con catres, ventiladores y ropa colgada a la intemperie.

También te puede interesar: Gendarmería de la Policía Federal 'le dice adiós' a Cancún 

El legislador señaló que en varias ocasiones se han acercado elementos de dichas corporaciones para hacer las denuncias, “pero hasta que constatamos la veracidad de ello decidimos hacerlo público porque la Secretaría de Gobernación debe una explicación y el secretario Miguel Ángel Osorio Chong tiene que decirnos en la comparecencia qué está sucediendo”.

El senador independiente reprobó que así se atienda a los encargados de combatir el crimen, pues hay casos en que ni siquiera se cubren sus necesidades de alimentación.

Indicó que elementos de diferentes grupos de seguridad denunciaron la situación de la que son objeto en diferentes estados de la República.

“Los testigos argumentan que desde el 2014 el gobierno federal adeuda el pago de la pernocta de los integrantes de seguridad nacional a hoteleros de diferentes municipios y localidades del país”, dijo.

En ese sentido, tras el desalojo de los hoteles han tenido que dormir en la calle, en catres, jardines y sin alimento.

Elementos de diferentes grupos de seguridad denunciaron la situación de la que son objeto. (Foto: Info7)

Señaló que además de la falta de condiciones para que los elementos de seguridad tengan un techo digno para descansar, ya suman más de 600 hoteles afectados financieramente en estados como Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Estado de México y Chihuahua, “zonas en las que se aumentó la presencia de las fuerzas Federales debido a la ola de violencia provocada por distintas organizaciones criminales que se disputan las plazas”.

“Los lugares en los que se reportan adeudos son en los estados donde se han realizado despliegues extraordinarios, en los que los costos han sido absorbidos por la Policía Federal"

Insistió en que es necesario que el gobierno explique el destino de los recursos para viáticos y se termine con el trato indigno a sus servidores públicos que desde el 2014 han denunciado esta situación, sobre todo cuando uno de los mayores presupuestos ha sido el destinado al combate a la violencia.

En una tarjeta informativa, la Policía Federal dijo que “el incremento en las necesidades operativas ha superado las expectativas originales de gasto, por lo que los pagos por los gastos extraordinarios generados dependen de la ampliación presupuestal lo que ha generado un rezago” en el pago del hospedaje de los agentes desplegados.

“Los lugares en los que se reportan adeudos son en los estados donde se han realizado despliegues extraordinarios, en los que los costos han sido absorbidos por la Policía Federal, y donde se hace más necesario el apoyo de los gobiernos locales”, explicó la dependencia.