Agencia
TULANCINGO.- La presidencia municipal de Tulancingo inició una denuncia contra quien resulte responsable, luego de que pobladores de la comunidad de Santa Ana Hueytlalpan quemaron una patrulla de tránsito.

De acuerdo con López Dóriga, mediante un comunicado de prensa, el gobierno municipal informó que actuará conforme la ley y contra quien resulte responsable de incitar de manera equivocada a pobladores para hacer justicia por propia mano contra dos policías investigadores dependientes de la Procuraduría General del Estado que habían sido señalados como presuntos delincuentes.

También te puede interesar: Van más de 50 muertos por motín en penal de Cadereyta

Las personas se identificaron como elementos de la Coordinación de Investigación, dependiente de la Procuraduría del Estado, lo cual es corroborado a través de información proporcionada por el Centro de Control y Comando (C4), procediéndose a retirar del lugar.

Reportaron elementos que al exterior de la Sub Comandancia de Santa Ana Hueytlalpan había aproximadamente 100 personas agresivas, manifestando su enojo por haber dejado ir a los presuntos sospechosos.

Tanto al delegado como al Comisariado Ejidal se les explicó la situación, quienes no comprendieron el motivo de los hechos, por lo que los oficiales fueron amenazados y retenidos en el interior de la sub comandancia.

Se informó que a un costado de la delegación se encontraba una patrulla, la cual pertenecía a la corporación de Transito Municipal, debidamente estacionada y cerrada, ya que sus elementos se encontraban dando vialidad en el centro de la comunidad por motivo de apoyo de festejos del Día de Muertos.

Tras realizar un llamado enérgico al delegado y comisariado de Santa Ana Hueytlalpan, el presidente municipal, Fernando Pérez Rodríguez, informó que el gobierno no permitirá que por rumores o desinformación se haga justicia por propia mano.

No es la primera vez que se presentan situaciones de esta índole e incluso en esta ocasión se puso en riesgo la vida de policías que estaban cumpliendo el deber de atender un reporte girado a la central de radio.

En seguimiento al reporte, la policía intervino a estas personas y tras identificarse como Policías investigadores dependientes de la Procuraduría General del Estado se les dejó ir.

Se informó que el estado físico de los policías que intervinieron es con lesiones menores y la situación social en Santa Ana es de calma, por tanto, se confirmó que existen condiciones para la realización de la Feria del Mole y sigue en pie todo lo programado para este próximo jueves.

Testigos abonarán a la carpeta de investigación para llegar al fondo de los hechos.