Agencia
Wimbledon, Reino Unido.- En el bautizo del pequeño Louis hijo de los Duques de Cambridge, todas las miradas se centraban en la tía Meghan. 

Desde se casó con el príncipe Harry, la joven se ha convertido en la protagonista de cada acto oficial. Si no es su vestido, es su peinado o su maquillaje pero todo termina convirtiéndose en nota, informó Excélsior.

También te puede interesar:Kylie Jenner, la empresaria menor de 30 años más rica del mundo

Sin embargo, en esta ocasión hubo alguien que acaparó toda la atención de la prensa: su sobrina la princesa Charlotte.

No por su adorable apariencia o su tierna ropa, sino por un comentario que hizo a sus cortos 3 años de edad.

Al abandonar la capilla junto a sus padres y sus hermanos miró muy seria a los reporteros y fotógrafos y dijo lo siguiente:

You're not coming" (Ustedes no vienen), refieriendose que no están invitados a la ceremonia. 

La pequeña fue grabada en el momento exacto de su comentario, y siguió caminando abrazando la invitación. "Está claro que no quiere a la prensa". 

Al día siguiente la familia Royal tuvo otro gran evento, cuando todavía no habían pasado 12 horas del bautizo de Luis de Cambridge, la familia real británica ha vuelto a reunirse para asistir a la celebración del centenario de la Royal Air Force que tuvo lugar en la Abadía de Westmister, en Londres. 

La sorpresa de la jornada fue la aparición de Kate Middleton, técnicamente de baja por maternidad porque solo hace 11 semanas que tuvo a su tercer hijo y que no se iba a incorporar a la agenda oficial hasta el próximo otoño, que ha acompañado a su marido, Guillermo de Inglaterra, y a sus cuñados, los duques de Sussex, al oficio religioso al que también han acudido la reina Isabel II, la gran ausente en el bautizo de su bisnieto; el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles.