Agencia
MADRID, España.- El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, anunció hoy que deja la candidatura para reelegirse en el cargo, y en su lugar acepta la propuesta para que Jordi Sánchez sea investido por el Parlamento catalán.

De acuerdo con información de la agencia Notimex, en un mensaje en video emitido desde Bruselas, donde se mantiene en el autoexilio, el líder independentista anunció también que abogados internacionalistas pusieron una demanda ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas contra el Estado español, por presuntas violaciones a los derechos humanos en Cataluña.

También te puede interesar: Fiscalía de España pide detener al ex presidente de Cataluña

En su mensaje, Puigdemont explicó que ya comunicó al presidente del parlamento catalán, Roger Torrent, para anunciarle que retira “provisionalmente” su candidatura y que se proponga a su número dos en la lista de Juntos por Cataluña, Jordi Sánchez.

“Jordi representa como nadie los valores de Juntos por Cataluña. Es un hombre de paz, y es un hombre injustamente encarcelado en una prisión española”, manifestó.

Aseguró que esta decisión permitiría que el gobierno catalán esté encabezado por el independentismo, y que se ponga fin a la intervención del Estado español a la Generalitat, mediante la aplicación del artículo 155 constitucional.

 “Ahora Madrid no tendrá ninguna excusa para continuar con la ocupación de nuestras instituciones. Ninguna excusa para que Madrid ignore nuestra voz”, expresó.

A pesar de la decisión de Puigdemont, la incógnita sobre la formación del gobierno catalán continúa toda vez que Sánchez está en prisión por delitos relacionados con el proceso independentista de octubre pasado.

"La declaración unilateral de independencia del 27 de octubre, misma que no reconoce ningún gobierno...".

La declaración unilateral de independencia del 27 de octubre, misma que no reconoce ningún gobierno,  fue la causa de que fueran abiertos los procesos judiciales contra Puigdemont y los demás miembros de su gabinete.

Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana, era el responsable de la movilización independentista y el 16 de octubre ingresó en prisión por presunta sedición, por una manifestación contra una operación policial contra el proceso independentista en Barcelona los días 20 y 21 de septiembre.

Puigdemont anunció que al tiempo que dejaba paso a Sánchez, iba a convocar la creación de las instituciones de la República Catalana, para avanzar en el camino a la independencia.

El mensaje se dio horas después de que el Parlamento catalán, con el voto mayoritario de los diputados independentistas le legitimara para volver a someterse como candidato a la Generalitat, conforme al procedimiento surgido de las elecciones del 21 de diciembre.