Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- De acuerdo a una publicación de UNAM Global, las fobias son miedos excesivos e irracionales hacia objetos, situaciones o fobia social o el trastorno por ansiedad social, y son más comunes a nivel mundial.

Según los especialistas, son "muy fáciles de diagnosticar".

Según los especialistas, son “muy fáciles de diagnosticar porque el sujeto reconoce su miedo, pero son complejas para tratar, porque si se tiene miedo a una mariposa no puede tener una para terapia porque va a salir corriendo”, informa López Dóriga.

Representan un riesgo para la salud debido a que los individuos dejan de funcionar cuando se enfrentan a la fobia, y en casos extremos, pueden llegar a quitarse la vida.

También te puede interesar: ¿Sabes cómo aliviar el dolor de espalda?

Las personas con fobias intentan evitar lo que les provoca miedo y si no es posible, pueden sentir: pánico y miedo, taquicardia, falta de aire, temblores o un fuerte deseo de huir.

Las fobias pueden tener desencadenantes, es decir, algún hecho traumático ocurrido en la infancia, pero otras no. En general, comienzan en la niñez o en la adolescencia y continúan durante la edad adulta.

El tratamiento médico, psicoterapia o ambas, ayuda a la mayoría de las personas con este problema.