Agencia
LA HABANA, Cuba.- El Parlamento cubano ha aprobado este jueves una proposición para extender el actual período legislativo hasta abril, dos meses más de la fecha prevista, según ha publicado el diario estatal Juventud Rebelde.

La decisión retrasará el fin de la presidencia de Raúl Castro de febrero a abril y, por tanto, la transición a un Gobierno en Cuba sin un miembro de la familia Castro por primera vez en seis décadas, informa el portal El País.

También te puede interesar: ¡Al fin! Cuba ya puede enviar mensajes de texto a EU

La decisión de demorar la transición, según ha publicado el periódico Juventud Rebelde, se debe a los estragos provocados por el huracán Irma, que arrasó la isla el pasado septiembre, levantando techos, arrancando árboles e inundando zonas costeras bajas. El desastre meteorológico ya provocó un retraso de un mes en las elecciones municipales, previstas en un principio para octubre.

Raúl Castro, de 86 años, anunció en 2013, al empezar su segundo lustro en el poder, que dejaría la presidencia de Cuba en febrero de 2018. Desde entonces, trata de definir su legado político, ya sin Fidel, fallecido en noviembre el 2016 y cuya presencia se considera que limita el alcance de su reformismo. El último año de Raúl Castro podría ser el año cero de la Transición.

Las próximas elecciones generales cubanas suscitan un gran interés, ya que la próxima legislatura será la primera ocasión en seis décadas que la Presidencia de Cuba no estará ocupada por un mandatario apellidado Castro.

El proceso electoral, que incluye la celebración sucesiva de comicios municipales, regionales y generales, arrancó el 26 de noviembre con la elección de los delegados municipales del Poder Popular (concejales), en la que participaron 7.6 millones de personas, según datos oficiales.

De cara a ese proceso municipal se había constituido la plataforma ciudadana #Otro18, que por primera vez intentó postular a candidatos independientes, aunque finalmente no lo logró.