Agencias
BERLÍN.- Organizadores del Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale), rechazaron la petición de varias actrices y actores de cambiar la tradicional alfombra roja por una de color negro, como símbolo de apoyo a la campaña #MeToo contra el acoso sexual en la industria cinematográfica.

De acuerdo con información de Reuters, después de que en la entrega de los Globos de Oro en enero pasado, las estrellas del séptimo arte desfilaron vestidas de negro sobre la alfombra roja de los premios, más de 21 mil personas firmaron una petición para que en Berlín se cambiara el color de la alfombra.

También te puede interesar: Voz de víctimas de acoso se apodera de la revista Time

Sin embargo, el director del festival, Dieter Kosslick dijo que, a pesar de que entendía las razones detrás de la campaña, rechazó el uso de “símbolos políticos” y deseaba que, en su lugar, se usarán espacios apropiados para discutir el tema del acoso sexual.

"Nos gustaría usar nuestras actividades (del festival) para ahondar en el debate".

“Nos gustaría usar nuestras actividades (del festival) para ahondar en el debate por la campaña #MeToo, más allá de lo que lo haría el uso de una alfombra negra”, afirmó.

El festival anunció recientemente que habría un panel de discusión sobre el acoso sexual, un punto de apoyo y un seminario para incentivar a las mujeres que han sufrido acoso, a que denuncien los casos, además de buscar formar para promover la equidad en la industria del cine.

Además, Kosslick afirmó que algunas películas que se presentarían en el Berlinale, fueron rechazadas ante acusaciones de supuesto abuso sexual en contra de quienes trabajaron en ellas, aunque declinó nombrarlas.

La Berlinale, que se celebra desde hoy y hasta el 25 de febrero, contará este año con debates sobre el vendaval de acusaciones de acoso y abusos que estalló en octubre en torno al productor estadounidense Harvey Weistein y desde entonces afectó a estrellas como Kevin Spacey, Dustin Hoffman, Brett Ratner y Jeffrey Tambor, entre otros.