Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Treinta y dos kilómetros es la distancia que hay entre las ciudades de Homewood y Pelham, en Alabama; y también, la distancia aproximada que Walter Carr recorrió caminando para no llegar tarde a su primer día de trabajo.

El joven, de 20 años, residente en Homewood, Alabama, acababa de conseguir su primer empleo en Bellhops, una compañía de mudanzas. El viernes comenzaría con su primera mudanza en Pelham con tan mala suerte de que el mismo jueves a última hora su coche se averió, informa el portal Excélsior.com.

También te puede interesar: McDonald’s te invita a comer gratis lo que resta del año

El chico no encontró otra solución o alternativa factible que recorrer esa distancia caminando durante toda la noche para llegar puntual. Y así hizo.

A las cuatro horas de caminata, y faltando poco menos de 10 kilómetros para llegar, Walter se encontró en la carretera con un agente de policía de Pelham. El joven contó su historia y el agente lo recogió y lo acompañó a su destino.

Eran las seis y media de la mañana cuando llegaron y llamaron la puerta de Jenny Lamey y su marido. La pareja esperaba a los de la mudanza a las 8 de la mañana y se quedaron bastante sorprendidos e impactados de ver a Walter allí, y más después de escuchar su historia.

La mujer le hizo pasar y le propuso reponer fuerzas antes de comenzar la faena, pero el joven rechazó la invitación y se puso a trabajar mientras conversaba con ella sobre aspectos de su infancia en Nueva Orleans, Louisiana, y sobre cómo su familia se había mudado a Houston, Texas, después de que el huracán Katrina destruyera su casa en 2005.

A Jenny Lamey le conmovió tanto su historia y la situación que decidió escribir un post en Facebook, que se hizo viral. El post llegó a oídos del CEO de Bellhops, quien decidió conocer en persona a Walter Carr para premiar su compromiso.

El encuentro se produjo al lunes siguiente, y en él, Luke Marklin le entregó a Walter las llaves de su propio Ford Escape para evitar que le sucediera lo mismo que le pasó en su primer día de trabajo.

Jenny Lamey inició una campaña en Go Fund Me para ayudar al chico a reparar su coche y lleva recaudados 33,700 dólares en dos días, superando con creces el objetivo inicial de dos mil  dólares. Con el dinero, Walter Carrs planea pagar sus estudios y graduarse en la universidad con el título de ciencias de la salud, según informa BBC.