Agencia
Caracas, Venezuela.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue declarado hoy ganador de un controversial proceso electoral, de acuerdo con los primeros datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), que le dieron 67.7 por ciento de los votos frente 21 por ciento de su más cercano oponente, Henri Falcón.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, informó que Maduro ganó la contienda con 5.8 millones de votos, contra 1.8 millones que obtuvo Falcón, quien en declaraciones previas anunció que desconoce los resultados por un conjunto de irregularidades denunciadas durante la jornada.

También te puede interesar: Incrementan los embarazos en Venezuela, cuidarse cuesta millones

Las elecciones se realizaron con el boicot de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y con la advertencia de que sus resultados no serían reconocidos por varios gobiernos de países de América y Europa.

Tras la publicación de los resultados, Maduro exigió respeto para los resultados de las elecciones y afirmó que invitará a dialogar a quienes votaron por la oposición y a quienes no votaron "por cualquier razón".

Lucena dijo que los resultados fueron dados a conocer con 92.6 por ciento de la transmisión de los resultados, con una participación de 48 por ciento de un padrón electoral de 20.5 millones de electores.

Luego del proceso, Lucena dijo que en el proceso no hubo un solo incidente que lamentar, pero recalcó que el pueblo venezolano se pronunció “y les pedimos a todos nacional e internacional que respeten los resultados electorales”.

“El pueblo habló. Respeten los resultados, que se decidió en paz”, dijo.

Rechazo al resultado

El candidato opositor venezolano Henri Falcón desconoció hoy las elecciones en las que enfrentó al presidente Nicolás Maduro, cuya reelección fue proclamada por la autoridad electoral, debido a un conjunto de irregularidades, y reclamó nuevos comicios.

Falcón dijo que las elecciones correspondía hacerlas en diciembre y propuso una nueva elección en octubre, pero sin las irregularidades como la compra de votos.

“Es una obligación denunciar el acuerdo firmado sobre garantías electorales como incumplido por lo que no reconocemos este proceso como cierto, como realizado. No hubo elección y hay que hacer unas nuevas elecciones en Venezuela”, dijo en una rueda de prensa.

Falcón dijo que la compra de voto fue una estrategia generalizada en la jornada, por la operación de los llamados "puntos rojos" del oficialismo a unos metros de las instalaciones electorales.

Dijo que en 14 mil centros electorales en el país fueron instalados 12 mil 700 puntos rojos a unos pocos metros de los centro electorales, donde se escaneaban los carnet de la patria, un documento que emite el gobierno para registrar los depósito de bonos económicos.

Indicó que el presidente había prometido un premio de 10 millones de bolívares (10 dólares al cambio libre) a quienes votaran y pasaron por el punto rojo para que su voto fuera escaneado y participara en un sorteo.

“Jamás podemos aspirar que se exprese libremente la voluntad del elector en tal circunstancia", dijo Falcón.