Agencia
MÉXICO.- ¿Te sientes frustrada cuando te despiertas en las mañanas y al mirarte al espejo ves que todavía se encuentran allí aquellas horribles ojeras? Posiblemente sea así, y es que a veces, aun después de descansar, las ojeras siguen instaladas debajo de tus ojos.

También te puede interesar:  Síndrome de ojo seco, relacionado con el uso de aire acondicionado

De acuerdo con Mejor con Salud, sin embargo, no solo por falta de sueño se pueden presentar, suelen ser signos de agotamiento, de problemas respiratorios, de elevados consumos de cafeína o de estrés.

Pero…¡No te preocupes! Puedes eliminarlas mediante unos tratamientos caseros muy efectivos. Te contamos cómo conseguirlo.

Colocar un paño húmedo en los ojos

Todas las noches antes de irte a dormir deja un paño mojado en el refrigerador, al levantarte en la mañana coloca el paño frío sobre tu frente y ojos. También puedes adquirir un antifaz de gel, que funciona de la misma manera.

Estos dos remedios caseros son efectivos ayudando a reducir la inflamación. Se deben dejar actuar durante cinco minutos.

Bolsitas de té sobre las ojeras

Al preparar té procura guardar las bolsitas en el refrigerador y cuando estén bien frías y tengas el tiempo adecuado colócalas en tus ojos durante veinte minutos, durante este tiempo debes quedarte recostada para que el efecto sea mayor.

Luego de los veinte minutos debes enjuagarte muy bien los ojos, ya que el té puede manchar un poco la piel, pero el efecto que se produce es bastante notorio, ya que se reduce la inflamación y atenúa el color de las ojeras.

Aplicar rodajas de pepino

Cuando termines el tratamiento de los veinte minutos con el té, puedes colocar durante diez minutos más una rodaja de pepino en cada ojo. Como el pepino contiene gran cantidad de agua, te ayudará a hidratar y darle suavidad a la piel.

Masaje con aloe vera en los ojos

Coge una de las hojas de una planta de aloe vera y córtala por la mitad, debes extraer el gel o los llamados cristales y realizar un masaje suave sobre tus ojeras. Esta planta tiene una gran cantidad de propiedades, entre ellas la de hidratar y tonificar la piel.

Masaje con aceite de coco

Mezcla una cucharada de aceite de coco y una cucharada de aceite de almendras y realiza un suave masaje debajo de tus ojos. Déjalo actuar durante veinte minutos, al cabo de los cuales debes enjuagar muy bien con agua tibia. Seguramente tus ojeras van a desaparecer muy pronto, puesto que este remedio es muy efectivo.