Mis mejores deseos para usted en este 2017, que estará muy influenciado por la especulación, la rumorología y la incertidumbre; por las políticas públicas que defina el presidente estadunidense Donald Trump y los temores de una escalada interna de precios. Lo importante será la frialdad en el análisis y en la toma de decisiones, y confiar en que los retos serán superados.

Esta semana abrirá con la información relacionada con las remesas familiares de noviembre. El Grupo Financiero Banorte estima un flujo de 2 mil 390 millones de dólares, un crecimiento de 26.1 por ciento respecto del mismo mes del año anterior. La explicación es que los migrantes mexicanos “probablemente estén descontando una mayor probabilidad de ser deportados”. Esta tendencia se verá también en diciembre y enero.

Al comenzar el año sabemos que el país cuenta con 4 mil 600 kilómetros de autopistas y carreteras federales (31 por ciento más de los 3 mil 185 kilómetros que mide la frontera con Estados Unidos), y casi 30 mil kilómetros de caminos alimentadores.

El reto del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, es cumplir en los próximos dos años con el objetivo de dotar a México de la infraestructura de movilidad y conexión por aire, mar y tierra para enlazar a los centros industriales con los mercados nacionales e internacionales de manera rápida, segura y al menor costo posible.

Entre los pendientes está el tren interurbano México-Toluca, el eléctrico de Guadalajara, 18 nuevas autopistas -que se sumarán a las 34 ya construidas-, 23 carreteras federales de las 80 programadas, seis accesos a la zona metropolitana del Valle de México, dos pistas y una torre de control para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, aumentar la capacidad operativa de los puertos, ofrecer al 30 por ciento de la población servicios de internet y telefonía móvil mediante la red compartida, y lograr 130 mil sitios públicos conectados mediante telecomunicaciones.

Esta infraestructura cobra importancia para el comercio interno y externo frente al posible proteccionismo comercial de EU. Por cierto, del 5 al 7 de abril, México presentará en la Organización Mundial de Comercio su informe sobre la política seguida en este renglón para ser analizada y discutida. La anterior revisión fue en 2013.