Agencia
NORUEGA.- La semana pasada fue negra para los renos noruegos. Un total de 106 animales murieron en accidentes de tren: 41 en varias colisiones entre el miércoles y el viernes y 65 el domingo, arrollados por el mismo ferrocarril, informó el portal El País.

"Estoy tan furioso que me siento mareado", ha confesado el dueño de los renos atropellados el pasado domingo, Ole Henrik Kappfjell, a la radio pública noruega NRK.

También te puede interesar: Oxford y Cambridge, las mejores universidades del mundo

Henrik aseguró que había contactado con el servicio estatal de ferrocarriles Bane NOR, y que este le aseguró que el tren iría a baja velocidad por la zona en la que estaba previsto iba a pasar su rebaño, pero el mensaje no llegó al conductor del convoy. "Es una tragedia animal sin sentido, una pesadilla psicológica", ha añadido. 

Las fotografías de los animales muertos han sido tomadas por el director de documentales noruego John Ering Utsi, quien ha descrito el suceso como una "pesadilla". "Lo peor era ver a los animales que no habían muerto en el accidente, estaban ahí tirados, sufriendo, ha sido un baño de sangre a lo largo de varios kilómetros", ha afirmado a NRK.

En esta época del año, unos 250 mil renos semidomésticos son conducidos por pastores hacia nuevas tierras de pasto, un recorrido que entraña un gran riesgo para estos animales cuando deben cruzar carreteras y vías ferroviarias. Según AFP, unos 2 mil renos murieron entre 2013 y 2016. Está previsto que se construyan vallas en las vías para impedir más atropellos a partir de 2020.