Agencia
PERÚ.- Al menos 5 mil alpacas han muerto a consecuencia de la ola de frío que golpea a las zonas altas de la provincia andina de Caylloma, en la región sureña peruana de Arequipa, informaron fuentes oficiales.

El alcalde de Caylloma, Rómulo Tinta Cáceres, declaró a la agencia oficial Andina que la mortandad de estos camélidos sudamericanos podría incrementarse en los próximos días, sobre todo en crías y hembras preñadas, ya que en la zona ha nevado, informa el portal Infobae.

Las autoridades provinciales están recibiendo los reportes de las locales sobre los daños ocasionados, mientras que ya se entregó a los pobladores de las zonas alto-andinas pacas de heno para alimentar a su ganado.

También te puede interesar: Mujer es arrastrada por tiburón bajo el agua (video)

Andina señaló que el Ministerio de Agricultura distribuyó hace pocos días 11 mil pacas de heno y antes la Gerencia Regional de Agricultura entregó otras 9 mil, con la finalidad de prevenir la muerte de animales por falta de alimento.

Tinta Cáceres manifestó su preocupación ante los reportes del organismo de meteorología, que señaló que en la zona se incrementarán la caída de nieve y las bajas temperaturas durante la próxima semana ya que, según dijo, esto puede agudizar el serio problema que afrontan cientos de ganaderos alpaqueros.

Las bajas temperaturas, conocidas en el país como "friaje", afectan desde junio pasado tanto a la zona central como sur andina de Perú, donde hasta hace dos semanas se reportó más de cien fallecidos, sobre todo niños y ancianos, en su mayoría víctimas de neumonía.

Caylloma es la provincia de la región Arequipa más golpeada por el invierno. Pese a que siete de sus distritos fueron declarados en emergencia junto a otros 62 en el Decreto Supremo Nº 062-2018-PCM, hay varias anexos y estancias afectados por las heladas y nevadas, según El Comercio.

El especialista del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), José Luis Ticona, indicó que Caylloma registró las dos nevadas más crudas. El primero en el 4 de junio que duró dos días y el segundo del 18 al 23 de julio. Este último duró más tiempo y la nevada llegó hasta 16 centímetros de altura sobre los pastos.