Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El Instituto Nacional de Migración (INM) en coordinación con autoridades federales y municipales en Jalisco y Veracruz, rescató a 153 extranjeros, de los cuales 150 son originarios de Guatemala, indica Excélsior en su portal web.

Informó que en un primer operativo conjunto con la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) rescataron a 100 extranjeros originarios de Guatemala y Honduras.

Esta acción se llevó a cabo en la carretera federal Guadalajara-Tepic, a la altura del kilómetro 42+400 del municipio de Amatitán, Jalisco, cuando eran transportados en dos autobuses con documentación apócrifa, entre ellas actas de nacimiento y credenciales de elector falsas.

De acuerdo con las declaraciones de los extranjeros, el traficante de personas que viajaba con ellos les cobró entre cinco y siete mil dólares por trasladarlos hasta la frontera de México, con el propósito de que cruzaran a Estados Unidos de manera irregular, otorgándoles los documentos apócrifos para evadir a las autoridades mexicanas.

También te puede interesar: ¡Llegan los exámenes para sacar la licencia en la CDMX!

Tras el rescate de las 100 personas se logró identificar que 97 de ellos son de Guatemala, mientras que sólo tres originarios de Honduras; de este grupo 41 son menores de edad, 17 niñas y 24 niños, y 59 adultos.

En un segundo operativo, agentes de migración en coordinación con la policía municipal de Agua Dulce, Veracruz, rescataron a 53 extranjeros originarios de Guatemala, 13 menores de edad y 40 adultos de sexo masculino, que viajaban en un camión cerrado, sin ventilación, comida y agua.

Los extranjeros refirieron que los traficantes de personas los contactaron desde su país de origen y que utilizaron la vía marítima para llegar a Chiapas donde fueron confinados en un camión que los llevaría hasta Tamaulipas para cruzar de manera irregular a territorio estadounidense.

El INM detalló que en ambas acciones, los menores de edad no acompañados serán puestos en custodia del DIF, cumpliendo con los protocolos que marca la ley, brindándoles atención especializada a través de los Oficiales de Protección a la Infancia (OPIS), quienes privilegiando el derecho a la niñez entregarán a los menores a sus familiares tras el procedimiento migratorio correspondiente.

Abundó que derivado de estos operativos, fueron puestas a disposición de las autoridades competentes nueve personas, por el presunto delito de tráfico de personas.