Agencia
Con el cambio de clima y cuando las temperaturas comienzan a cambiar, llegaron los resfríos y la gripe; prácticamente todos somos vulnerables. Siga estos consejos para mantenerse saludable, evitar los resfriados y cuidarse si no se siente bien, informó Vanguardia.

1. Aumente su ingesta de proteínas y probióticos

Siempre es conveniente mantener una dieta sana, pero preste especial atención a lo que come y bebe durante la temporada de los resfriados y la gripe. Dado que las proteínas son parte de las defensas de nuestro organismo, consumirlas en escasa medida puede afectar nuestro sistema inmunológico.

El pescado y los huevos son fuentes excelentes de proteínas. Si usted es vegetariano, recurra a las frutas secas y las legumbres. El yogur también tiene proteínas y mejora la salud intestinal gracias a sus probióticos. Los probióticos mejoran el sistema inmunológico y protegen contra invasores foráneos como las bacterias del resfrío y la gripe.

2. Transpire

Hacer ejercicio regularmente es una excelente manera de estar sanos. Nos sentimos más energéticos y nuestro sistema inmunológico está en plena forma. Los adultos en edades de 18 a 64 años deben completar ejercicios de nivel moderado durante 150 minutos por semana o realizar ejercicios más intensos durante por lo menos 75 minutos. Los chicos menores de 18 deben apuntar a 60 minutos de ejercicio por día.

3. Cuide sus manos

Podrá parecer obvio, pero lávese las manos con frecuencia. Cada vez que toque algo en espacios públicos, como el picaporte de una puerta, el botón de un ascensor, el microondas en la oficina o el barral del metro, lávese las manos durante al menos 20 segundos con agua y jabón. Si no tiene jabón, puede usar el desinfectante para manos con alcohol. Además de limpiarse las manos frecuentemente, evite tocarse el rostro. Si tiene las manos sucias, las bacterias pueden invadir rápidamente el organismo si se trasladan a la boca, la nariz, los labios o los ojos.

4. Respire aire fresco

El aire fresco es muy importante para mejorar el sistema inmunológico. Si se siente mal, dé un paseo por su vecindario. Esta actividad puede hacer las veces de ejercicio, de modo que no se desgaste haciendo algo más agotador. Para no sentirse mal, traslade su actividad física del gimnasio al aire libre con una carrera alrededor de la plaza. Cuando esté en su casa, abra las ventanas para aumentar el movimiento del aire y de esa manera no dormir en una habitación sofocante donde las bacterias y los virus puedan prosperar.

5. Duerma

Dormir es una de las mejores cosas que puede hacer para que su organismo se mantenga sano y para curarse si se enferma. Cuando dormimos, nuestro cerebro y nuestro organismo pueden recuperarse de la jornada y prepararse para el siguiente. Todos hemos oído hablar de la recomendación de dormir ocho horas, pero los adultos con trabajos de mucho estrés o los niños pueden beneficiarse durmiendo más. Duerma bien todas las noches durante la estación de los resfriados y la gripe para que su sistema inmunológico se mantenga fuerte. Si está enfermo o enferma, duerma más de lo normal para que su organismo se recupere más pronto.

Seguir estos consejos puede ayudarle a estar bien y recuperarse más rápido si se enferma. Su médico también es una gran fuente de recursos en materia de consejos. Simplemente busque uno con el que se sienta cómodo. Algunos estados tienen tasas más altas de enfermeras y médicos excedidos de trabajo y el resultado puede significar con frecuencia niveles inadecuados de atención efectiva y segura.

Para tener la certeza de recibir una buena atención, busque médicos en su zona o pida referencias y recomendaciones. Y recuerde, si bien los médicos son los expertos en conocimiento médico, usted es quien mejor conoce su organismo. Si no se siente bien, visite al médico y tome las medidas necesarias para mantenerse saludable.