Agencia
Ciudad de México.- Una investigación desarrollada entre la agencia AP y especialistas informáticos de la Universidad de Princeton, reveló que varios servicios de Google pueden almacenar la ubicación de los usuarios, incluso cuando la configuración de privacidad no se los permite.

De acuerdo al informe, la compañía sigue indebidamente la ubicación de los usuarios, tanto en aplicaciones para dispositivos Android, como en las que están disponibles para el iPhone o iPad, que integran el sistema iOS de Apple, según el portal SDP Noticias.

Según Google, los usuarios pueden “pausar” esa función en Location History (Historial de Ubicaciones), evitando que el sistema recuerde los lugares en los que ha estado, aunque la investigación revela que esto no sería cierto.

También te puede interesar: Mensajes enviados de WhatsApp pueden ser leídos y modificados

La agencia señala que, incluso con el Historial de Ubicaciones pausado, algunas aplicaciones de Google almacenan automáticamente su localización y la hora sin solicitar el permiso del usuario, por ejemplo, almacenando el lugar donde está al abrir la aplicación de mapas (Google Maps).

Además, las actualizaciones automáticas diarias con la predicción del tiempo en los celulares Android, indican aproximadamente su posición, mientras que algunas búsquedas marcan la longitud y latitud de forma precisa, aunque no tengan nada que ver con la ubicación, guardando esos datos en la cuenta de Google.

“Hay varias formas diferentes en las que Google puede usar la ubicación para mejorar la experiencia de la gente, incluyendo: Historial de Ubicaciones, Actividad Web y App y los Servicios de Ubicación en el dispositivo”, dijo un vocero de Google en un comunicado a la AP.

“Ofrecemos descripciones claras de esas herramientas y robustos controles para que la gente pueda activarlas o desactivarlas y borrar sus historiales en cualquier momento”.

Los investigadores aseguran que este problema de privacidad afectaría aproximadamente a unos 2 mil millones de dispositivos equipados con el sistema operativo Android de Google y a los cientos de millones de usuarios de iPhone de todo el mundo que usan sus mapas o su buscador.