Agencia
CIUDAD DE MEXICO.- Es común que por la prisa o la rutina diaria olvidemos prestar atención a lo que nos rodea o tomar acciones preventivas para las actividades que realizamos diario. Sin duda esto también aplica para los autos pues, muchas veces, sólo nos subimos, lo prendemos y arrancamos sin revisar si éste necesita algo antes de ponerse en marcha.

De acuerdo con eluniversal.com, trata de tomarte cinco minutos para revisar lo que pasa con tu coche antes de encenderlo y así evitarás accidentes o fallos mecánicos no deseados. Algunas inspecciones son más complejas y tampoco es necesario hacerlo todos los días, pero sí periódicamente.

También te puede interesar: Tu celular te avisará sobre las fallas mecánicas de tu carro

-Nivel del agua. El recipiente auxiliar del radiador no debe de llenarse por completo.

-Nivel de aceite. Se revisa con la varilla medidora que tiene el carro en el motor.

-Líquido de frenos. Revísalo para comprobar que el sistema está en una presión óptima. Este elemento debe ser sustituido cada año y medio o dos años.

-Batería. Existen algunas que no requieren mantenimiento. Si no es el caso de la tuya, revisa que no tenga piezas oxidadas.

-Llantas. Que tengan la presión indicada para salir y que tu refacción se encuentre en condiciones óptimas.

-Luces. Que todas funcionen correctamente.

-Retrovisores. Revisa que estén en su posición correcta donde estén cómodos para ti.