Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Ricardo Antonio La Volpe es directo. Quien fuera técnico de la selección mexicana de fútbol en el Mundial de Alemania 2006, habló con ESPN sobre Juan Carlos Osorio, actual director técnico del representativo tricolor.

Para La Volpe, el colombiano no debería de estar en el banquillo: "Si yo fuera presidente, ya hubiera corrido a Osorio". Pero la razón va más allá de lo futbolístico.

También te puede interesar: Osorio convoca a Rafa Márquez para el Mundial

El argentino asegura que cualquier entrenador en el mundo le gustaría dirigir una selección y no es posible que el colombiano, previo al Mundial de Rusia, filtre la idea de querer moverse a un club, después de su participación con México, en la ya venidera competencia universal que llevará a las 32 mejores del orbe.

De acuerdo con la entrevista de ESPN, La Volpe dijo que “Osorio tiene una manera diferente de trabajar. Puede ser criticable, buena o mala, eso a mí no me interesa. A mí no me gusta. No, porque Alemania, España y Brasil generaron una manera de jugar. Tite (entrenador de la Canarinha) convence. El señor me demostró una manera de jugar y variantes. No diferentes sistemas en cada partido”.

"Más preparador físico”, que es donde se debe respetar".

El argentino asegura que Osorio es “más preparador físico”, que es donde se debe respetar. Acá ninguno de la Selección le ha dicho ‘señor’ si soy el titular, soy el titular. Los puestos se pierden en la cancha’. Lo que veo es que Brasil jugó con los mismos jugadores siempre. Ya pasada la eliminatoria cambió. Hay que aprenderle a las grandes selecciones. Mientras estuvo Neymar jugó Neymar, no hubo rotaciones y pruebo a este, no, no, no, por favor... Dios quiera que nos vaya bien”, afirmó.

Ricardo cree que Osorio no quiere decir que tiene una gran camada para no generar expectativas y luego se conviertan en críticas. “Hay que jugársela. No creo que México fracase. Todos tiene miedo al primer partido, yo no. Alemania saldrá a lo suyo, pero no se va a tirar al ataque. Espero que no salgamos a que no nos goleen. El segundo partido es el clave. Ahí tengo miedo. Cuidado con Corea. Ahí va a ver una presión extra. Es una moneda al aire. Suecia le puede sacar un empate a Alemania y en el último partido nos pueden salir como contra los italianos”.