Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Ricky Martin continúa en los titulares de las noticias internacionales, tras anunciar que ya se casó con el artista sirio Jwan Yosef y abrir las puertas de su hogar, el cantante puertorriqueño comentó cómo fue el momento en el que habló con sus hijos sobre tener dos padres.

De acuerdo con Radio Fórmula, durante una entrevista con la revista Out retomada por El Debate, el boricua reveló cómo aborda las preguntas de sus hijos Matteo y Valentino respecto a por qué cuentan con dos padres y no una mamá y un papá.

También te puede interesar: ¡Más sorpresas de Ricky Martin y Jwan! Muestran su casa

El cantante señaló que responde de la forma más normal y sencilla, explicando que es cuestión de libertad, "Mis hijos me preguntan acerca de tener dos papás y les digo que somos parte de una familia moderna. Es un hermoso sentido de libertad".

Asimismo, dijo que sus hijos y él son parte de una misión para la normalización de las familias homoparentales, ya que muchas veces ha sido cuestionado por la publicación constante de su hogar ante los medios.

"Mucha gente me dice ‘tus hijos salen en la portada de las revistas y bla, bla, bla' y yo sólo les digo sí, porque quiero normalizar esto, quiero que la gente me mire, mire a mi familia y diga ‘no hay nada malo al respecto', es parte de mi misión y es parte de la misión de mis hijos" dijo el intérprete de "La Mordidita".

Esto a partir de que la semana pasada, Ricky Martin publicó una foto con sus dos pequeños y su esposo, con quién se casó en secreto; sin embargo, confesó a E Entertainment que realizará una gran fiesta de tres días. 

"Soy esposo ahora, pero vamos a hacer una gran fiesta en un par de meses. Ya les haré saber. Será una fiesta de tres días, pero todavía no sé cuándo. Tendrá lo típico: la recepción, la cena y la recuperación, sobre todo", dijo el puertorriqueño.

De la misma manera confesó estar plenamente enamorado y feliz por lo que sucede en su vida, a partir de conocer a su esposo de origen sueco-sirio, Jwan Yosef.

"Intercambiamos votos y juramos todo. Firmamos todos los papeles que necesitamos, acuerdos prenupciales incluidos. Ya no puedo llamarlo novio. Es mi esposo. Es mi hombre. Es asombroso lo que nos pasa".