Agencias
MONTEVIDEO, Uruguay.- La policía del balneario uruguayo Punta del Este, investiga un               millonario                          robo de     joyas    y   dinero   que sufrió el  empresario italiano   Lapo Eduard Elkann  , miembro de la familia Agnelli,  dueños de la automotriz   Fiat.
   
El hurto asciende a casi   5 millones   de dólares y está entre los  mayores  de la historia de Punta del Este,   donde Elkann llegó junto a su novia, la millonaria Goga Ashkenazi, informa Ansa.
   
La policía presume que fueron dos los delincuentes que ingresaron a la casa que ocupa la pareja, ubicada en una zona rural de La Barra, al este del balneario, por una puerta exterior que da acceso a uno de los dormitorios, mediante el uso de un estilete con el que hicieron saltar la llave que estaba puesta del otro lado.
   
Una vez adentro, fueron directo a otra habitación de la planta alta donde se encontraba un cofre que lograron arrancar de la pared y que en su interior se guardaban 17 joyas, entre ellas varios anillos valuados en más de 3.5 millones de euros. Posteriormente, los ladrones hurtaron un bolso que estaba a los pies de una cama y que contenía 25,000 euros en efectivo.
   
El golpe, de características cinematográficas, se produjo mientras cenaban nueve personas en el interior de la propiedad, entre sus dueños, huéspedes y personal de servicio.
   
La mansión es propiedad de la también italiana Paola Marzotto, amiga de Goga y que le vendió recientemente a ésta una industria textil.
   
Elkann, de 35 años, es hijo de Margarita Agnelli, hija y heredera de Gianni Agnelli.
   
John Elkann, hermano mayor de Lapo, es el mayor ejecutivo de Fiat a nivel mundial y ambos son primos de Cristiano Ratazzi, principal de la empresa en América del Sur.