Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- En los primeros días de este año, en un hospital de la República de Daguestán (al suroeste de Rusia), una mujer dio a luz a una bebé de 6.3 kilogramos de peso, la noticia se volvió una sensación en los medios de comunicación rusos y de ahí alcanzó difusión internacional. La imagen principal fue compartida por Instagram.

De acuerdo con Radio Fórmula, una mujer de 42 años de edad dio a luz a una bebé de 6.3 kilos, sin necesidad de intervención quirúrgica ni instrumental tipo fórceps.

También te puede interesar: Gracias a un millón de likes, bebé se llamará 'Gokú Sánchez'

De acuerdo con el reporte de The Caucasus Post, citado por El País, el nacimiento ocurrió en la localidad de Dagestankiye Ogni, en Daguestán, al sur de Rusia, en una familia con cinco hijos (incluida la recién nacida).

Los médicos del hospital determinaron que la pequeña; es una bebé "gigante", término que se usa cuando el peso del recién nacido supera los cinco kilos (el peso promedio ronda entre los 2.4 kilos y 4.3).

Asimismo, adelantaron que es muy probable que al crecer la niña presente problemas de salud como distocia de hombros, roturas de clavícula o brazos, provocados por pasar por un canal de parto estrecho. De hecho, se cree que ya presenta problemas de oído.

Aunque los casos de bebés que pesan arriba de los 6 kilos son muy poco frecuentes, esta “pequeña” de Rusia no se acerca al bebé que mantiene el récord en el libro de Guinness. Ocurrió en 1955 cuando una mujer italiana de nombre Carmelina Fedele dio a luz a un niño que pesaba 10.2 kilos.

Algunas de las razones que provocan este tipo de nacimientos pueden ser desde la genética de los padres, la dieta de la madre, hasta complicaciones en el embarazo o diabetes gestacional.

Los padres, cuyo nombre no ha sido revelado, no han querido dar algún tipo de declaración a medios de comunicación.