Agencias
ESTADOS UNIDOS.- Las autoridades estadounidenses se encontraban investigando a un sacerdote por abuso de menores. El hombre no aguantó las investigaciones hacia su persona y decidió quitarse la vida.

También te puede interesar: ¡Se salva! Intentan casar a niña con hombre de 50 años

De acuerdo con el portal Televisa News y AFP, James Csaszar saltó desde lo alto de un hotel en el centro de la ciudad el miércoles, pero no fue inicialmente identificado por la policía.

La iglesia católica confirmó el suicidio de Csaszar el jueves.

De 44 años de edad, el sacerdote se encontraba en licencia administrativa desde el mes pasado de su cargo en una iglesia en Columbus, Ohio, al sureste de Chicago.

La diócesis de Columbus dijo que estaba siendo investigado por “excesiva y cuestionable comunicación vía telefónica y por mensajes de texto con un menor y por potencial mal uso de fondos de la iglesia”.

Las autoridades proyectan continuar su investigación, según el Chicago Tribune.

El sacerdote era muy querido en su congregación, según informes de prensa.

“Fue uno de mis favoritos”, dijo Cheryl Dodson al canal WBNS. “Siempre estaba allí para escuchar a la gente”, agregó.

Ya es común ver casos de demandas contra sacerdotes...

En varias partes del mundo constantemente surgen demandas en las que los sacerdotes se ven acusados de haber abusado de niños en repetidas ocasiones e incluso durante toda una vida. Los pequeños se ven amenazados por estos hombres, con hacerle daño a sus seres más queridos.

La iglesia no hace 'justicia'...

En meses pasados, en México denunciaron que la jerarquía católica aún encubre a padres pederastas, ya que hay casos en Oaxaca, San Luis Potosí y León, donde los obispos conocieron las denuncias, pero dieron prioridad a cuidar la imagen de la Iglesia que a apoyar a las víctimas para hacer justicia.

Incluso se ha pedido realizar una investigación para demostrar que autoridades y sacerdotes, han permitido que se siga violando a niños.