Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Cada vez más son los científicos que estudian los beneficios de tomar té, pues además de que sus ingredientes suman sus propiedades naturales para proteger tu salud, ahora especialistas han detectado que tomar una taza de té caliente al día puede reducir el riesgo de desarrollar glaucoma, una enfermedad que daña la visión y causa ceguera si no detecta a tiempo.

Esta conclusión fue expuesta por un grupo de investigadores en una publicación de la edición digital del British Journal of Ophthalmology.

También te puede interesar: ¿Quieres bajar de peso? Toma este  y hazlo fácilmente

El glaucoma es una enfermedad que daña el nervio óptico porque provoca acumulación dentro del ojo, lo que se conoce como presión intraocular. Actualmente, afecta a 57,5 millones de personas y es una de las principales causas de ceguera en todo el mundo. Para 2020, se estima que la cifra de pacientes con glaucoma aumente a 65,5 millones, publicó el portal Su Médico.

Por ello, el resultado de esta investigación es muy valioso, ya que demostró que en comparación con aquellas personas que no bebían té caliente todos los días, aquellos que sí lo hacían tenían hasta un 74% menos de probabilidad de padecer glaucoma.

Los investigadores tomaron en cuenta factores potencialmente influyentes en la enfermedad en los participantes, tales como la diabetes y el tabaquismo. Quienes tomaban café descafeinado o con cafeína, té helado o refrescos, no tuvieron la misma respuesta preventiva al glaucoma.

Té caliente para prevenir glaucoma 

Es importante mencionar que la encuesta no tomó en cuenta factores como el tamaño de la taza, el tipo de té o la duración del tiempo de elaboración de la bebida, que pudieron influir en el resultado.

Aunque este estudio sólo es observacional y no se pueden sacar conclusiones firmes sobre la causa efecto de los resultados, si es un paso para ampliar las investigaciones que ayuden a reducir el número de pacientes afectados.

Lo que sí es es un hecho, es que entre las propiedades del té caliente se encuentran sus antioxidantes y químicos antiinflamatorios y neuroprotectores, que están asociados con un menor riesgo de patologías graves, como las enfermedades del corazón, cáncer y diabetes.

Otras investigaciones muestran que la oxidación del cuerpo y la neurodegeneración están involucradas con el desarrollo del glaucoma, por lo que el té sí podría prevenirlo.