Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Según advirtió un especialista mexicano, ayunar de manera constante y por períodos prolongados, pueden tener varias consecuencias negativas para el cuerpo.

"Dejar de comer por más de seis horas cuando se está despierto puede considerarse ayuno", detalló el nutriólogo Salvador Ortiz Gutiérrez, del Hospital Juárez de México.

También te puede interesar: La comida chatarra retarda el embarazo

Dejar de comer por más de seis horas cuando se está despierto, puede considerarse ayuno, y esto puede suceder en cualquier momento del día, aunque se identifica más con la omisión del desayuno. Al saltarse el desayuno, el cuerpo empieza a consumir la glucosa que el cerebro necesita y si esta práctica es constante puede haber daño neuronal irreversible.

Entre los daños están que la persona puede sufrir falta de concentración, mareos y fatiga, diabetes, gastritis, sobrepeso e incluso, en casos extremos, daño neuronal.

"Dejar de comer por más de seis horas cuando se está despierto puede considerarse ayuno"

El especialista explicó en un comunicado que abstenerse de tomar alimentos deja sin glucosa al cerebro, "lo cual es equivalente a dejar sin gasolina a un automóvil".

Ortiz Gutiérrez dijo que cuando el ayuno ocurre en niños puede haber dificultad en procesos cognitivos como el aprendizaje y la memorización. Por ello, "si van a la escuela sin desayunar, les cuesta trabajo aprender", explicó.

En las personas mayores, aseguró, el ayuno puede provocar dificultades al realizar acciones como manejar "porque falta la glucosa que requiere el cerebro para funcionar adecuadamente".

Entre las razones más comunes por las que las personas omiten el desayuno o alguna otra comida están ir tarde al trabajo o la escuela, la inapetencia y el deseo de bajar de peso, "pero solo ponen en riesgo su salud", indicó el experto.

Con información de El Horizonte y Filo News.