Agencia
SUECIA.- Muchas veces te has encontrado con personas que lucen demacrados, cansados, pálidos y ojerosos, es decir, tienen un aspecto enfermo, lo cual muchas de las veces es cierto y atinado, incluso llegas a detectarlo previo a que sea diagnosticado por un médico; científicos han estudiado este fenomeno y determinaron que los humanos somos bastante conocedores ​​en la prevención de enfermedades de manera empírica.

De acuerdo con el portal El Ciudadano, una nueva investigación, publicada en la revista Proceedings of the Royal Society B, ha demostrado que los seres humanos tenemos una gran habilidad para identificar si alguien tiene una enfermedad, simplemente con echarle un vistazo. Esta capacidad para detectar infecciones es lo que se conoce como “evitación de enfermedades”, una especie de “sexto sentido” que se seleccionó a través de la evolución para limitar las posibilidades de enfermar por contagios.

También te puede interesar: Pacientes no siguen recomendaciones de los doctores por…

“La capacidad de detectar personas enfermas permitiría a las personas evitar estar cerca de gente infectada, minimizando el riesgo de enfermarse por contagio”, dijo a la agencia AFP el coautor del estudio, John Axelsson, de la Universidad de Estocolmo, Suecia.

El equipo de científicos suecos probó la hipótesis tomando dos conjuntos de fotografías de 16 voluntarios sanos. En primer lugar, se les administró una inyección de lipopolisacárido, una molécula que se encuentra en algunas bacterias patógenas y que provoca una fuerte respuesta inmune en los animales. Las moléculas son estériles, por lo que no había posibilidad de que la persona realmente se enfermara. Después de dos horas les tomaron una fotografía, momento en el cual su sistema inmunológico había entrado en acción, lo que los hacía verse en un estado –casi imperceptible– de poca salud.

Para la segunda fotografía, los voluntarios recibieron una inyección de placebo (sin saberlo), por lo que en realidad estaban perfectamente sanos. Luego estos dos conjuntos de fotos se mostraron a otros 62 participantes, para ver si podían notar las diferencias en la misma persona.

¿Puedes detectar el rostro de la persona enferma? La cara de la izquierda muestra a una persona enferma, la de la derecha es una persona sana. (Foto: Universidad de St. Andrews)

Un 81% de los observadores pudo detectar correctamente a una persona enferma. Los mayores signos de enfermedad parecían ser la piel pálida, los párpados caídos, los labios pálidos y los ojos enrojecidos.

“Esto respalda la idea de que los humanos tienen la capacidad de detectar signos de enfermedad en una fase temprana después de la exposición a estímulos infecciosos. Podría decirse que sería particularmente beneficioso identificar a las personas enfermas en una etapa temprana de la enfermedad, cuando el riesgo de contagio es alto”, escribieron los autores en su estudio.

No había mucho estudio previo sobre esta habilidad de los humanos para captar señales faciales tan sutiles e identificar la enfermedad. Sin embargo los humanos somos bastante conocedores ​​en la prevención de enfermedades. La sola idea de que sintamos repulsión ante algunos estímulos, nos protege de algunas enfermedad. Por ejemplo, los olores fétidos muchas veces nos alertan de espacios, objetos o alimentos contaminados. Este estudio destaca que los humanos podríamos ser aún más hábiles para evitar enfermedades de lo que nos damos cuenta.