Agencia
PERÚ.-  El estreñimiento es uno de los problemas gastrointestinales que se ve con mayor frecuencia en las consultas nutricionales. Definido como la disminución de la frecuencia de deposiciones (menos de tres veces por semana) y asociado al aumento de consistencia de las heces.

De acuerdo con el portal El Comercio, según Cristina Arrribas, nutricionista de SmartNutrition, dentro de las causas alimentarias, la poca ingesta de fibra sería la principal causa de estreñimiento.

También te puede interesar: Medicamento evita la caída de cabello

“Lo que hace la fibra es halar agua del intestino para darle a las heces una textura más suave y que la deposición sea más fácil”, afirma la nutricionista.

Así pues, otra causa del estreñimiento es la poca ingesta de agua, ya que al no beber suficiente líquido, la fibra no tendrá agua para absorber y ocurrirá el efecto contrario: bloqueará la salida de las heces ya que tendrán una textura más dura.

La falta de actividad física se ha determinado como otro factor importante en la regulación del tránsito intestinal. Está demostrado, que hacer ejercicio de manera regular, ayuda a evitar el estreñimiento.

Según Cristina Arribas, es posible evitarlo y para ello btalla 5 consejos prácticos y de fácil cumplimiento por quienes quisieran dejar atrás es este molesto e incómodo problema.

1. Incluir verduras y frutas: incorporar tres porciones de fruta y dos de verduras al día. Es importante evitar pelarlas en la medida de lo posible para mantener la fuente de fibra. una porción de fruta se puede traducir en una pieza de fruta o una taza de fruta picada, y una porción de verduras sería 2 tazas de verdura fresca o 1 taza de verdura cocida.

2. Alimentación rica en fibra: incluir el consumo de salvado de trigo, salvado de avena, semillas (ajonjolí, chía o linaza hidratadas en agua), arroz, fideos y pan integrales y papa o camote con cáscara.

3. Ingerir al menos dos litros de agua al día (ocho vasos).

4. Practicar ejercicio físico de forma regular: por lo menos 30 minutos al día. Puedes elegir el que más disfrutes: bailar, correr, nadar, etc.

5. Hacer un chequeo preventivo: visitar a un gastroenterólogo una vez al año para que haga una revisión completa de la condición gastrointestinal.