Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El exceso de estrés y ansiedad con el que vivimos pueden tener efectos negativos en el cuerpo, estado de ánimo y comportamiento. Sin embargo, hay varias frutas, verduras y granos que pueden ser grandes aliados a la hora de combatir el estrés. 

De acuerdo con el portal Mejor Salud, el exceso de estrés puede tener efectos negativos en tu cuerpo, estado de ánimo y comportamiento. Incluso puede causar tanto a corto como a largo plazo problemas como deterioro de la memoria, capacidad de aprendizaje, presión sanguínea alta, enfermedad cardíaca coronaria, osteoporosis y mal funcionamiento del sistema inmune.

También te puede interesar: Olvídate del estrés laboral con estos consejos

“Si a esta etapa de agotamiento, cansancio y ansiedad le sumamos una mala alimentación, el cuerpo lo siente y aparecen síntomas como irritabilidad, malhumor, cansancio excesivo y desgano. Para contrarrestar estos efectos es necesario reordenar las comidas y el descanso. Hacer ejercicio es primordial ya que se convierte en un medio de descarga y distracción para reducir las tensiones”, afirma la licenciada en nutrición Analía Moreiro.

La especialista explica que hay alimentos que pueden ayudar a bajar las tensiones, debido a que “actúan como relajantes”. Y a quienes terminan el año con mucho estrés les recomienda:

Incorporar almendras en el desayuno o la colación de media mañana: aportan tirosina que estimula la noradrenalina para estar más atentos y animados, indica Informe21.

Beber más agua: muchas veces el dolor de cabeza puede ser un síntoma de deshidratación.

Incluye frutas: comer una banana como colación alrededor de las 18: aporta triptófano que estimula la secreción de melatonina para favorecer el descanso nocturno. Comer arándanos, contienen gran cantidad de antioxidantes que ayudan mucho a reducir el nivel de estrés. Los arándanos también contienen vitaminas C y vitamina E, junto con minerales como el magnesio y el manganeso, que también son útiles para reducir el estrés. El consumo regular de arándanos te ayuda en el tratamiento de trastornos del estado de ánimo, la depresión, el insomnio y otros.

Evitar el consumo de carnes rojas por la noche: inhiben la melatonina y pueden provocar molestias a la hora de dormir.

Disminuir el consumo de café: para aquellos que estén ansiosos o estresados no se recomienda consumir esta bebida, ya que aporta cafeína que actúa como estimulante. Sin embargo si puedes optar por el té verde que contiene potentes antioxidantes como polifenoles, flavonoides y catequinas. Todos estos antioxidantes ayudan mucho a tener un estado de ánimo positivo, debido a su efecto calmante sobre la mente y el cuerpo. Los efectos positivos del té verde se dan más entre las personas que no beben alcohol ni fuman. 

Desayunar lácteos y semillas: son ideales para levantar el ánimo. Se puede armar, por ejemplo, con un tazón de yogur descremado más un puñado de semillas de girasol o bien una rebanada de pan multicereal untado con ricota.

Chocolate amargo: ideal para comer a última hora de la tarde o después de cenar por su aporte en triptófano.

Si combinamos una dieta equilibrada con ejercicio, buena hidratación y descanso adecuado podremos lograr terminar el año de manera óptima.