Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Para facilitar la vida de los amantes de las 'selfies', un grupo de científicos llegaron a la conclusión que tomar una foto a una distancia no adecuada puede alterar las proporciones de los rasgos faciales.

Si bien, las “selfies” son una práctica generalizada entre los usuario de redes sociales y smartphones, pero siempre ha existido el problema de que para el protagonista la imagen nunca es del todo favorable. Esto se debe principalmente a que el autorretrato distorsiona los rasgos de la persona que toma la foto, publicó el portal Telemundo.

También te puede interesar: ¡Adorable! Pingüinos se toman una selfie (video)

Para solucionar este tema es que un equipo de expertos en cirugía estética del Departamento de Otorrinolaringología de la Facultad de Medicina Rutgers, en Nueva Jersey, y del Departamento de Ciencias Computacionales de la Universidad de Stanford publicaron un documento donde explican el fenómeno y la mejor distancia para tomar la “selfie” sin que la imagen se modifique.

Según revelan los científicos en el ensayo publicado por la revista JAMA Facial Plastic Surgery, las fotografías tomadas muy cerca del rostro alteran las proporciones de los rasgos faciales. “Si la cámara está próxima a algún elemento prominente, como la nariz, todo lo que se encuentre a su alrededor parecerá más grande en relación al resto de la cara”, explicó Boris Paskhover, uno de los coautores del ensayo.

El estudio señala que las selfies tomadas a 30 centímetros de distancia aumentan el tamaño aparente de la nariz en un 30% en los hombres y en un 29% a las mujeres.

Para sacar esta conclusión los investigadores usaron las medidas de un gran número de personas de una base de datos a los que le aplicaron un modelo matemático.

“El problema es que muchos usuarios, especialmente los jóvenes que se toman selfis constantemente y los comparten en las redes sociales, piensan que esas imágenes son una representación fidedigna de ellos mismos, lo que puede acabar afectándoles emocionalmente”, señaló Paskhover.

La distancia adecuada

La solución a esto vendría de la mano de la distancia en la que se toma la imagen, ya que según los investigadores, una fotografía tomada a un metro y medio de distancia refleja prácticamente las mismas proporciones que se ven a simple vista, por eso es que las imágenes tomadas con palos “selfies” suelen verse mucho más reales que en las que se usa sólo el brazo para alejar la cámara.