Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- La leche dorada, como es conocida en gran parte del mundo, o leche de cúcurma se utiliza con frecuencia para lidiar con problemas de resfriado o tos, pero guarda más beneficios que solo curar la tos, pues te ayuda a bajar de peso, mejorar tu digestión y aliviar el dolor muscular.

La curcumina, el ingrediente activo en la cúrcuma, es un antiinflamatorio natural que se ha demostrado que alivia el dolor muscular después de un entrenamiento duro, detiene un dolor de cabeza en seco, ayuda a perder peso y mejora la digestión, publicó el portal Imagen.

También te puede interesar: ¿El jengibre te ayuda a perder peso?

Si todavía no estás convencida de probar este elixir, aquí hay algunas razones para que te animes.

Mejor digestión

La curcumina se ha utilizado en la medicina tradicional durante siglos debido a su capacidad para ayudar al cuerpo. Uno de esos beneficios es mejor digestión. Múltiples estudios han demostrado que la cúrcuma ayuda a combatir la hinchazón y la indigestión. Alemania incluso ha llegado a recomendar la cúrcuma como un tratamiento herbal seguro para los problemas digestivos.

El jengibre, otro ingrediente común en la llamada leche dorada, es excelente para combatir las náuseas y el dolor de estómago. 

Músculos más felices

Como un antiinflamatorio natural, la cúrcuma puede aliviar el dolor articular y muscular e incluso ayudar con los dolores de cabeza. En algunos estudios, la cúrcuma ofreció un alivio similar al ibuprofeno.

También puede ser la bebida perfecta después de una sesión intensa de gimnasio; en un pequeño estudio de 2015, la cúrcuma ayudó a combatir el dolor muscular de aparición tardía (DOMS) y el jengibre también ha demostrado ser eficaz para prevenir el dolor muscular.

Alivia los resfriados y la gripe

Además de ayudar a calmar el dolor de garganta, el jengibre se ha usado durante mucho tiempo como un remedio para el resfriado, y por una buena razón. La raíz picante tiene propiedades antimicrobianas que ayudan a proteger al cuerpo de infecciones respiratorias.

Apoyo para la pérdida de peso

Si bien se debe hacer más investigación en esta área, la cúrcuma se muestra prometedora cuando se trata de alentar la pérdida de peso. En dos estudios separados, se demostró que la especia reduce el crecimiento de las células grasas en ratones y también aumenta el metabolismo.

Cómo preparar leche de cúrcuma 

Ingredientes: 

1 taza de leche de almendras sin azúcar

1/2 cucharadita de cúrcuma molida

1/2 cucharadita de jengibre molido

1/4 de cucharadita de cardamomo molido

Una pizca de pimienta negra

1 cucharadita de tu edulcorante favorito (puede ser miel)

Instrucciones: 

Combina todos los ingredientes en un frasco. Enrosca bien la tapa del frasco y agita bien durante dos minutos.

Vierte lentamente la mezcla a través de un colador en una taza y luego disfrútala. 

Los mejores beneficios medicinales se derivan del uso de la raíz de cúrcuma recién rallado.