Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- En ese sentido, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)a través del Departamento de Microbiología y Parasitología, describe a la rabia como una zoonosis que se presenta como encefalomielitis, es decir la rabia es una inflamación de la médula espinal y del cerebro que se trasmite por mordedura de animales infectados y su tratamiento preventivo es la vacuna antirrábica. 

Definida por la Secretaría de Salud (Ssa) dentro de la NOM- 011 “Para la prevención y control de la rabia”, la vacunación antirrábica es la administración de antígenos rábicos a una persona o animal en la dosis adecuada.

También te puede interesar: ¡Evita fumar junto a tu mascota! Podrías dañar su salud

La rabia es una enfermedad extremadamente peligrosa, ya que puede ser transmitida a los humanos, al igual que la Leptospirosis, el Moquillo y Parvovirus son también enfermedades muy comunes en los cachorros. No sólo generan síntomas muy fuertes en los perros, sino que también pueden llegar a provocar su muerte.

El objetivo de la vacuna antirrábica es inducir una respuesta inmune que proteja a los individuos en riesgo. Ante la detección de manifestaciones neurológicas, no existe tratamiento efectivo, aunque puede combatirse con la vacuna antirrábica desde el momento de la mordida.

En los seres humanos los síntomas y signos de la enfermedad son: fiebre, dolor de cabeza o cefalea, dolor en los sitios de agresión, hidrofobia (temor al agua), aerofobia, fotofobia, parálisis, salivación excesiva, deshidratación, convulsiones, delirio, angustia y parálisis. El virus puede provocar la muerte.

Tiempo entre vacunas

La UNAM informa que cada año se debe realizar una revisión o consulta general de las mascotas aunque no existan signos de rabia; la revisión debería realizarse cada 6 meses. Por lo menos una vez al año las mascotas deberán ser vacunadas contra la rabia. 

Lo ideal es que el animal esté desparasitado antes de realizar la primera vacunación, pues un animal infestado por parásitos tiene un sistema inmune muy bajo.

Fue en 2014 que se declaró erradicada la transmisión de rabia en humanos en México. Al respecto, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE), refiere que durante 2017 fueron aplicadas más de 14 millones de vacunas contra la rabia.