Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El cabello está hecho de queratina, como las uñas y, al igual que éstas, se regenera. Para algunas personas puede ser angustiante ver cómo se les cae el cabello, pero no en todos los casos se trata de un presagio de una calvicie inevitable o de una enfermedad.

La caída del cabello varía en función del estrés y la época del año. De hecho, se estima que todos los días perdemos entre 50 y 100 cabellos, lo cual es normal. En la actualidad no existe ninguna cura que evite la calvicie. Existen tratamientos y hasta remedios caseros que ayudan a que la caída en exceso reduzca, publicó el portal El Imparcial.

También te puede interesar: Crean gorra que evita caída del cabello en pacientes con cáncer

Un grupo de investigadores británicos descubrió que un fármaco para tratar la osteoporosis podría utilizarse para estimular el crecimiento del cabello y combatir la calvicie.

El medicamento lleva por nombre WAY-316606, y fue desarrollado en el Centro de Investigaciones Dermatológicas de la Universidad de Manchester, indica Muy Interesante.

“El medicamento, WAY-316606, estimuló el crecimiento del cabello en el laboratorio al dirigirse a una proteína que detiene el crecimiento del cabello y contribuye a la calvicie", CIENTÍFICOS DE LA UNIVERSIDAD DE MANCHESTER

Al principio, los investigadores se encontraban probando la ciclosporina A, un medicamento inmunosupresor que se ha usado desde la década de 1980 para detener los rechazos en los trasplantes de órganos y mitigar los síntomas de las enfermedades autoinmunes.

Publicada en la revista PLOS Biology, la investigación analizó el impacto del componente en más de 40 muestras de folículos del cuero cabelludo. Al finalizar se comprobó que el componente aplicado durante seis días logró que los folículos fueran capaces de crecer en más de dos milímetros.

“Este nuevo agente, que nunca había sido considerado para el tratamiento contra la pérdida de cabello, tiene gran potencial. Algún día podría marcar una real diferencia para las personas que sufren de pérdida de cabello”, DR. NATHAN HAWKSHAW, RESPONSABLE DEL PROYECTO ORIGINAL

Este primer hallazgo abre la posibilidad de una cura para la alopecia; sin embargo, los estudios deberán continuar para ver los efectos a un largo plazo.