Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Un perro con obesidad mórbida de ocho años de edad llegó a pesar 30 kilos, tres veces el peso normal en canes de su raza, por ser sobre alimentado por la pareja de veteranos con los que vivía.

Snuffy de ocho años pesaba casi 30 kilos, que triplica el peso de un beagle saludable que pesa entre 9 y 11 kilos. El perro vivía con una pareja de ancianos que la sobrealimentaba y no se aseguraba de que hiciera ejercicio; la pareja de ancianos que tuvieron que mudarse y dieron en adopción a la perrita a la asistente de la veterinaria a la que la llevaban.

También te puede interesar: Juego que terminan en tragedia, pitbull muerde a siete niños

Fue adoptada por la asistente de veterinario Caroline Webster, de 26 años, en Herndon, Virginia, la cual lo somete a caminatas largas y está perdiendo peso.

Caroline sometió al can a una estricta dieta de comida para perros con dos comidas regulares al día. También implementó un régimen de ejercicio estricto de tres caminatas de una milla por día, que incluyen subir las escaleras hasta su apartamento en el tercer piso.

Sorprendentemente, Snuffy perdió 15.5 kilos en solo cuatro meses y está en camino de alcanzar su peso ideal de 11 kilos. La salud del perro ha mejorado enormemente y su ronquido fuerte y perturbador ha desaparecido.

"Siento que Snuffy ya se siente como un cachorro de nuevo", mencionó su dueña.

Antes, no alcanzaba sus orejas y cuando dormía, roncaba como un hombre mayor, y ahora, ya puede dar vueltas sin cansarse, acostarse sobre su espalda y jugar.

La historia de Snuffy se hizo viral en redes sociales pues aseguran que esta transformación 'de verano' es mejor que cualquier otra.

Con información de Daily Mail