Agencia
MÉXICO.- Con el Fin de Año llegan las fiestas, los brindis y las cenas con la familia, los amigos y los compañeros de trabajo, y, con todo esto, un mayor consumo de alimentos y bebidas, indica Excélsior en su portal web.

Es común que estas celebraciones nos dejen unos kilos de más. Para deducir el riesgo, la nutrióloga Beatriz Cuyás compartió algunos consejos, aquí te los dejamos:

La experta destacó la importancia de disfrutar con moderación esos platillos que se han esperado por casi un año y las bebidas típicas de las posadas y Navidad pueden consumirse en porciones pequeñas, atendiendo las señales del cuerpo que dirán cuando ya es suficiente comida.

También te puede interesar: Más espacios de diálogo y debate sobre Ley de Seguridad: EPN

Se debe tener especial cuidado con las botanas, y si se desea repetir algún alimento lo aconsejable es esperar de 3 a 4 horas, al fin y al cabo, las fiestas decembrinas suelen durar mucho tiempo, advirtió.

Además, planear con anticipación, realizando comidas ligeras los días en que se tenga una celebración y evitar llegar después de muchas horas de no comer, pues el hambre hace que se coma más de lo conveniente.

Aun durante las fiestas, las verduras y frutas deben ser las protagonistas de los platillos, y para ello se pueden incluir las frutas de temporada como la mandarina, el tamarindo y los tejocotes.

Para reducir las calorías que se ingieren, se puede sustituir los productos originales por su versión reducida en grasa o sustitutos de azúcar, utilizar harinas y pastas integrales y hornear en lugar de freír algunos alimentos.

Otra recomendación de la especialista es aprovechar cualquier oportunidad para mantenerse activo; caminar al hablar por teléfono, evitar las escaleras eléctricas y los elevadores, bailar en las fiestas y estar en constante movimiento.