Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Por lo general, los calambres aparecen en horas de la noche y afectando sobre todo las piernas y ocasionando molestias a la persona que lo sufre, porque además del doler intenso que ocasionan también le evita tener un sueño placentero.

En caso de calambres nocturnos recurrentes, lo más indicado es consultar con un especialista, publicó el portal Nuevo Día.

También te puede interesar: “Rara” enfermedad venérea genera alerta en Inglaterra

Para conseguir alivio, a continuación proponemos algunos consejos que pueden ayudar a controlarlos.

1) Procura mantenerte bien hidratado todos los días, bebiendo al menos dos litros de agua por día.

2) No esperes que los calambres no te dejen dormir, mejor consume durante el día alimentos ricos en calcio, potasio, magnesio y vitaminas E y A.

3) Realiza una buena sesión de estiramientos antes y después de hacer actividad física, sobre todo si llevas un estilo de vida sedentario.

4) Si te colocas una bolsa con un poco de hielo en la zona afectada, esto hará que el músculo se relaje y se desinflame.

5) También puedes aplicarte una toalla o algún paño empapado de una infusión caliente de vinagre de manzana y dejar actuar cinco minutos. Retira y vuelve a aplicar si persiste la molestia, esto te ayudará a activar la circulación.

6) La aplicación sobre la zona afectada de aceites esenciales como el de eucalipto, pino o romero, que dan una sensación de calor te ayudarán a relajarte.

7) Antes de ir a la cama es conveniente hacer ejercicios suaves de estiramiento.