Agencia
ESPAÑA.- Ha nacido una nueva disciplina fitness a golpe de rumba, bulería, palmas, zapateados, mantón y castañuelas, y lo mejor es, sin duda, que se suda la gota gorda y no hace falta tener conocimientos de flamenco.

Ole Fit es una manera de poner en forma cuerpo y mente, a ritmo de rumba y bulerías. "Una disciplina de fitness divertida, eficaz y catártica, capaz no solo de mejorar la forma física de los practicantes, sino también su estado emocional, dado que fomenta y provoca un proceso positivo de liberación de emociones”, asegura Ignacio Cavero, CEO de Ole Fit.

También te puede interesar: Descarta Sesa un brote o epidemia de influenza

Son clases de 50 minutos de duración y se dividen en tres fases de ejercicios cardiovasculares progresivos y una cuarta y última de estiramientos, siempre al ritmo de zapateados, palmas y música flamenca. Además, es una disciplina que progresa contigo, ya que hay cinco fases que van subiendo de intensidad y complejidad según tú vas avanzando: Atracción (nivel básico), Confianza (nivel medio), Deseo(nivel avanzado 1), Exaltación (nivel avanzado 2) y Éxtasis (nivel extremo). Exactamente, “la parte baja del cuerpo se trabaja a través de vibraciones y movimientos rápidos de los pies, mientras que la parte de arriba emplea los brazos y el uso de castañuelas y mantón en el caso de las mujeres, o capa en el de los hombres”, concreta Cavero.

La gran finalidad de esta nueva idea fitness es, ante todo, divertirse y liberar el cuerpo y la mente. No en vano dicen que es una de las mejores terapias mindfulness. Además, su principal claim es liberar tus emociones mientras tu cuerpo y mente bailan, y es una buena forma de perderle el miedo al flamenco, mejorar el tono muscular de todo el cuerpo, la coordinación, la flexibilidad, la capacidad cardiopulmonar, el sentido del ritmo y quemar hasta 500 calorías por clase. Además de ser una excelente manera de liberar toxinas.

Creada en EEUU por dos españoles

Esta nueva disciplina fitness nace en Chicago (EEUU) de la mano de una prestigiosa bailarina de danza española, Paloma Gómez, y su marido, el guionista, director de cine y teatro Luis Lorente. Actualmente se practica en Chicago, California, Miami, Denver y Singapur, y acaba de aterrizar en España. Está basada fundamentalmente en los ritmos más fiesteros del flamenco, mayoritariamente en la rumba y la bulería, y tanto la coreografía como la música están medidos al milímetro para no dejar nada a la improvisación.

Con información de El Confidencial.